Vendo coche GLP

El gas licuado del petróleo, o GLP, es en realidad una mezcla de gases de propano y butano, licuados y usados a modo de fuel.

Cuando el GLP se emplea como combustible para coches se denomina autogás, un tipo de combustible alternativo que ha ganado algo de tracción en los últimos años gracias a su bajo precio y sus reducidas emisiones de dióxido de carbono, especialmente en comparación con el gasóleo.

A pesar de sus ventajas, el autogás puede presentar sus propios retos a la hora de vender un coche de este tipo en el mercado de segunda mano, especialmente si se trata de un vehículo de gasolina adaptado para funcionar con autogás. Sea cual sea tu coche GLP en compramostucoche.es estamos interesados en adquirirlo.

Tasar
Reserva cita

Tasación online de tu coche

Evaluación profesional sin compromiso

Vende solo si quieres

1. Los coches autogás de segunda mano

Vender coche autogás

Uno de los principales retos del autogás reside precisamente en que la gran mayoría de fabricantes optan por no invertir en la producción de este tipo de vehículos, por los que las opciones para compraros de fábrica son reducidas. La inmensa mayoría de conductores interesados en moverse con gas licuado en lugar de gasolina terminan por adaptar su propio vehículo, para así prolongar su vida útil, en lugar de reemplazarlo por uno nuevo.

Para llevar a cabo este proceso de conversión, la gran mayoría de usuarios estiman primero la rentabilidad de la operación. Si usas tu coche de gasolina (los diésel no pueden ser adaptados ya que funcionan por compresión y no tienen bujías), únicamente cuando te vas de vacaciones, es posible que el cambio al autogás no te salga rentable en términos económicos.

Para estimar una rentabilidad adecuada es importante calcular primero cuántos kilómetros recorre tu coche al año, y comprar la inversión anual en repostaje con lo que te costará la instalación del tanque de autogás, y que suele estar en torno a los 2000 €. También es importante tener en cuenta cuál es la esperanza de vida del coche, y si prolongar su vida útil sale rentable en función de cuántos años más vas a conducir con él.

Ventajas y desventajas del autogás

Las ventajas del GLP

  1. Es mucho más barato que la gasolina. Una vez instalado el depósito de combustible, cada repostaje te saldrá hasta un 40 % más barato que si le echases gasolina al coche. Este es el principal motivo por el que los conductores se plantean pasarse al autogás.
  2. El motor suele durar más ya que sufre un menor desgaste en los cilindros que con gas licuado que con gasolina, lo que significa que a la larga, el mantenimiento del coche también tendrá un impacto en tu bolsillo si te mueves con autogás.
  3. Los coches que utilizan autogás como combustible alternativo tienen emisiones más reducidas tanto de CO2 como de NOx, así como menor contaminación acústica.
  4. Es decir, no solamente estarás contribuyendo a frenar la degradación del medioambiente sino que, dependiendo de donde vivas, puede que incluso te beneficies de los beneficios fiscales que conlleva el moverte con un coche de combustible alternativo.

Las desventajas del autogás

  1. El autogás no está presente en todas las estaciones de servicio de España, ni siquiera en la mayoría. Esto es así especialmente cuanto más te alejes de las grandes ciudades, de ahí su escasa demanda en zonas rurales.
  2. Los coches GLP de fábrica tiene ventas marginales. Si tienes un coche de autogás, lo más probable es que se trate de un vehículo de gasolina que has adaptado posteriormente para el consumo de este carburante. Esto significa que parte del espacio de almacenamiento del coche está destinado al depósito de gas licuado, por norma general en el maletero, en el espacio de la rueda de repuesto, reduciendo la capacidad de carga del coche y, en ocasiones, también al equipo de sonido.
  3. El autogás requiere repostar más a menudo que la gasolina, lo que reduce la autonomía del coche. Estas desventajas a menudo interfieren con tus posibilidades de vender el coche en el mercado de segunda mano a un precio acorde a su valor real. Desde la falta de espacio de almacenamiento, el peso extra del tanque del coche, la menor potencia del vehículo, la escasez de surtidores de autogás o la reducción en la autonomía del coche, pueden reducir el número de potenciales compradores interesados en tu vehículo.

Dependiendo de quién haya llevado a cabo la adaptación del coche, si éste presenta problemas mecánicos a posteriori es muy probable que queden fuera de la cobertura proporcionada por la garantía del vehículo. Algo posible en motores más delicados ya que el GLP arde a una temperatura mayor que la gasolina.

2. Vende tu coche de autogas de forma sencilla en compramostucoche.es

En compramostucoche.es estamos encantados de ayudarte con tu proceso de venta de tu coche GLP usado. Ofrecemos un servicio profesional y transparente, que comienza con una tasación en dos pasos, online y presencial, para que puedas averiguar el valor exacto de tu coche de la manera más precisa posible.

Después de la tasación, nuestros expertos te harán una oferta de compra: todo el proceso es gratuito y sin compromiso, ya que tienes total libertad de tomar o dejar la oferta, sin que tengas que pagar en ningún momento ningún coste por nuestros servicios.

Si te interesa, te compramos tu coche GLP en el momento, asumiendo todo el papeleo de transferencia del vehículo, y te pagamos por transferencia en menos de 48 horas. Más de 1 millón de conductores en toda Europa ya han confiado en nosotros para vender su coche. ¡Vende el tuyo hoy mismo!

Tasación de coche gratis en un solo paso