Vender un coche sin ITV: Más fácil de lo que crees

Puede parecer difícil, pero se puede vender un coche sin tener la ITV pasada.

Valora tu coche al instante, ¡Gratis!

Pero tienes que tener en cuenta que, si vas a vender un coche sin ITV y sin seguro, tendrás que venderlo por un precio más barato, ya que hay que descontar los gastos que la inspección requiere. Encontrar a un comprador particular para tu coche sin ITV y que te ofrezca un buen precio es muy improbable.

Nosotros adquirimos tu coche sin ITV y te ofrecemos un precio justo sin que tengas que moverte de casa. Tasa tu coche ahora desde nuestra web y olvídate de acudir a la DGT y a la inspección. ¡En compramostucoche.es lo hacemos por ti!

Tasación gratuita
online

Recibe la oferta real
en tu e-mail

Vende solo si quieres
y con pago rápido

1. ¿Se puede transferir un coche sin ITV en vigor?

¿Puedo vender un coche sin ITV?' Sí, es posible. Está permitido hacer la transferencia de un automóvil sin o con la ITV caducada, pero hasta que no pase la inspección técnica no será posible conducir el vehículo en cuestión.

El nuevo propietario (o el dueño antes de venderlo) deberá correr con los gastos de la inspección. Esto entraña un proceso que puede resultar bastante tedioso para ambas partes.

Vendedor: Para vender un coche averiado y sin ITV, el vendedor tendrá que invertir tiempo y dinero en un automóvil que ya no usa solo para intentar atraer compradores. O tendrá que resignarse a vender a un bajo precio.

Comprador: Adquirir un coche sin ITV implica tener que invertir dinero en ello, tanto en el examen como en las posibles reparaciones que sean necesarias. La ITV certifica que el coche es seguro y está apto para circular.

Es muy complicado encontrar un particular que este dispuesto a realizar la inspección de la ITV y ofrecer un precio justo.

Conducir un coche que no tenga ITV entraña una serie de riesgos. La multa por tener la ITV caducada asciende a 200€, mientras que uno con la ITV negativa son 500€.

Además, no está permitido circular con un coche con la ITV negativa incluso si te dirijes al taller. Se tiene que trasladar obligatoriamente en grúa.

Con ITV caducada

Multa de 200€.

Con ITV negativa

Multa de 500€ y prohibición de circulación.

Muchos conductores prefieren correr el riesgo y conducir con la ITV caducada, e incluso pagar la multa. Pero esto puede ser un arma de doble filo. Si se produce un accidente, la aseguradora no está obligada a correr con los gastos del siniestro.

2. ¿Se puede vender un coche sin seguro?

Sí, es posible transferir un coche que no tiene seguro. Pero no puedes circular con un coche sin seguro.

Desde 2016, TODOS los coches sin seguro pueden ser multados. Incluso los que están en un aparcamiento privado y no circulan.

Por lo tanto, también son susceptibles de ser multados los automóviles aparcados en garajes privados. La responsabilidad civil del propietario del vehículo va más allá de la que pueda derivarse de un accidente de tráfico cuando se circula con él.

Aun estando aparcado en un garaje privado, en caso de darse un incendio, quienes tengan un vehículo y no acrediten un seguro obligatorio se enfrentan a la posible inmovilización y depósito del mismo. Así cómo a sanciones que oscilan entre los 601€ y los 3.005€.

Valora tu coche al instante, ¡Gratis!

3. ¿Puedo pasar la ITV sin seguro?

No, no es posible hacerlo si no se tiene el seguro obligatorio, ya que en el momento de pasar la inspección se solicita junto con la ficha técnica del vehículo. En el caso de que no se presente toda la documentación, el resultado de la ITV será desfavorable.

mecanico haciendo inspeccion tecnica vehiculos

Adicionalmente, la ITV suele extender un permiso de circulación limitado para que aparques el automóvil hasta que lo hayas asegurado. En un plazo de 30 días hay que presentar la documentación de la aseguradora, y si en 60 días no has presentado nada, lo comunicarán a Tráfico.

En Tráfico comprobarán si estás asegurado en el fichero informatizado de vehículos asegurados, y si no lo estás te retirarán el permiso de circulación hasta que lo asegures.

4. ITV: la inspección obligatoria

La ITV o Inspección Técnica de Vehículos es el examen que todo vehículo de motor (motos, coches, furgonetas, tractores, camiones…) ha de aprobar para poder circular.

Los turismos han de pasar su primera inspección técnica a los 4 años de su primera matriculación y deben repetir dicha evaluación cada 2 años hasta que el vehículo cumpla los 10 años de antigüedad. A partir de este momento, el examen pasa a ser anual.

Por otra parte, los coches que hayan sufrido un accidente importante pueden ser obligados a pasar la ITV de manera extraordinaria.

¿Qué elementos se examinan en la inspección?

  • Elementos exteriores: retrovisores, matrícula, parachoques, carrocería, parabrisas, etc.
  • Elementos interiores: puertas, ventanillas, cinturones de seguridad y asientos.
  • Sistema de alumbrado y señalización, donde se engloban las luces de cruce y carretera, de frenado, de niebla, de intermitencia, marcha atrás, etc.
  • El nivel de emisiones para acreditar que no se superan los niveles de contaminación permitidos. En este aspecto se analiza el nivel de ruido, de monóxido de carbono o de humo.
  • Los neumáticos con el fin de comprobar que se encuentran en buen estado, que el dibujo es el correcto y que los ejes funcionan a la perfección.
  • La dirección, el circuito de frenos, la alineación de las ruedas, las suspensiones y el freno de mano son otros aspectos que se revisan en la ITV.
  • La posibilidad de que el coche haya sufrido alguna reforma que no esté aprobada.

Ten en cuenta que se aplican criterios restrictivos para pasar la ITV. Por ejemplo, tener las luces del ABS apagadas o llevar los retrovisores caídos, supone una falta grave. Recuerda que no se puede pasar la ITV con una falta grave.

¿Qué documentación se necesita aportar?

  • Permiso de circulación.
  • Tarjeta de la Inspección Técnica de Vehículos.
  • Documento Nacional de Identidad (DNI).
  • Recibo vigente del seguro obligatorio del vehículo.

5. No pierdas más tiempo: compramos tu coche sin ITV

¿Cómo y dónde vender un coche sin ITV? Con nosotros puedes ahorrarte todo eso: compramos tu coche de segunda mano. ¡Ni trámites ni esperas! Nosotros nos encargamos de todo el proceso, desde el cambio de titularidad, notificación a tráfico hasta el contrato de compra venta baja de la aseguradora.

Comienza tasándo tu coche en nuestra web y obtén una oferta real por tu coche. Lo obtendrás en pocos clics, tras completar todos los datos requeridos acerca del coche de manera online.

Si te interesa, pide una cita de entrega en la sucursal que más te convenga. Tenemos más de 70 en toda España.

Nosotros nos ocupamos de todo el papeleo y tú recibirás tu dinero de forma rápida y segura mediante transferencia bancaria.

No te arriesgues a tener la ITV negativa por un coche que no estás seguro que te quieras quedar. Evita las nuevas restricciones y multas vendiendo con nosotros.

Confía en la empresa líder en el mercado de de segunda mano de Europa. ¿Vender sin ITV? En compramostucoche.es.

Preguntas frecuentes: Vender coche sin ITV

P: ¿Puedo vender un coche sin ITV? ¿Compráis coches sin la ITV?

R: Sí, es posible. Está permitido transferir un automóvil sin o con la ITV caducada, pero hasta que no pase la inspección técnica no será posible conducir el vehículo en cuestión. En compramostucoche.es adquirimos cualquier tipo de vehículo, incluso coches sin ITV.

P: ¿Se puede vender un coche sin seguro? ¿Qué debo hacer?

R: Sí, es posible transferir un coche sin seguro. Pero no puedes circular con un coche sin seguro. Las sanciones oscilan entre los 601€ y los 3.005€.

P: ¿Puedo pasar la ITV sin seguro?

R: No, no es posible hacerlo si el coche no tiene el seguro obligatorio, ya que en el momento de pasar la inspección se solicita la ficha técnica del vehículo y el seguro obligatorio. En el caso de que no se presente toda la documentación, el resultado de la ITV será desfavorable.

P: ¿Qué documentación se necesita aportar para vender un coche sin ITV?

R: Permiso de circulación, Tarjeta de la Inspección Técnica de Vehículos, DNI, Recibo vigente del seguro obligatorio del vehículo.