Transferencia del vehículo de un fallecido a herederos

El fallecimiento de un familiar o persona cercana siempre acarrea situaciones inesperadas, sobre todo para los herederos.

Llegado el momento de la herencia, surgen problemas a la hora de vender las posesiones, y ocurre lo mismo con los vehículos. Sin embargo, hay una serie de pasos que deben hacerse antes de poder llevarlo a cabo.

En compramostucoche.es podrás calcular el precio del vehículo que quieras, tanto para poder venderlo en el futuro como para saber el valor de la herencia.

Tasa, compara y vende solo si quieres.

Tasar
Reserva cita

Tasación online de tu coche

Evaluación profesional sin compromiso

Vende solo si quieres

1. Vender el coche de un fallecido

Es posiblemente uno de los trámites más duros para los familiares o amigos de un fallecido: el momento de pasar página y decir adiós a ciertas posesiones, entre ellas muchas veces su vehículo particular. No obstante, hay que llevar a cabo una serie de trámites de vital importancia antes de ponerlo de nuevo en el mercado, y en la carretera. Los trámites burocráticos, especialmente el cambio de propietario y la consecuente transferencia, así como el abono del impuesto de transmisiones patrimoniales y donaciones, son los pasos principales que hay que seguir y sin los que sería imposible realizar la venta.

1. Primer paso: abonar las tasas

En España existe el llamado impuesto de sucesiones y donaciones, el cual, como su nombre bien indica, entra en vigor una vez se ha heredado algún bien. Los vehículos de una persona fallecida también entran dentro de esta categoría, por lo que los herederos deberán abonar dicho impuesto si desean quedarse con él. El impuesto de sucesiones es diferente en cada comunidad autónoma, por lo que la tasa a pagar puede variar considerablemente.

Antes de abonar dicho impuesto, el heredero o herederos deben tener en su poder el testamento del fallecido (el notario que lo redactó tiene el deber de entregar una copia) o el certificado de actos de última voluntad (una vez han pasado 15 días desde la defunción, los herederos pueden pedirlo en la gerencia territorial del Ministerio de Justicia). Con estos formularios, hay que acudir a la delegación de Hacienda de la comunidad autónoma en cuestión, donde simplemente habrá que abonar la tasa, que es un porcentaje sobre el total de lo heredado (no solo y exclusivamente el vehículo).

Además del impuesto de sucesiones, el cambio de titularidad en la DGT también hay que abonarlo, el cual cuesta en torno a los 54 €.

2. Segundo paso: el cambio de titularidad

La transferencia de un vehículo por fallecimiento es lo primero que hay que hacer una vez el vehículo en cuestión queda a disposición de los herederos o las personas responsables. Pero ¿cómo funciona este trámite? Existen dos procedimientos diferentes en base al tipo de cambio que desee hacerse: permanente o provisional.

Cambio de titularidad provisional

Hay casos en los que el propietario no ha dejado un testamento o declaración de últimas voluntades, por lo que resulta complicado concretar quién puede ser el heredero o heredera del vehículo. En tal caso, igualmente es recomendable hacer una transferencia del vehículo por fallecimiento del titular, sobre todo si se desea vender el vehículo en el menor tiempo posible.

El heredero provisional o la persona asignada tiene 90 días naturales tras el fallecimiento del dueño para comunicar y tramitar este cambio en la Dirección General de Tráfico (DGT). Una vez allí, es necesario aportar los siguientes documentos:

  1. Impreso de solicitud del cambio de titularidad (podrás encontrarlo en este enlace).
  2. Documento nacional de identidad.
  3. Certificado de defunción del fallecido o libro de familia donde esté registrada la defunción.
  4. Documento que acredite la posesión del vehículo del fallecido.
  5. Carné de conducir.
  6. Ficha técnica del vehículo (ITV).

Dado que este trámite es meramente provisional hasta que sea cambiado por el heredero legal, hay que especificar que la persona en cuestión solo será la dueña legal hasta que se reclame de nuevo la titularidad.

Cambio de titularidad permanente

En este caso, el heredero legal tiene que solicitar el cambio también en los 90 días siguientes al fallecimiento del propietario. Los documentos que tendrá que aportar son los siguientes:

  1. Justificante de liquidación o excepción del impuesto de sucesiones y donaciones.
  2. Declaración de herederos, testamento, certificado de últimas voluntades o cuaderno particional donde conste la adjudicación del vehículo.
  3. Impreso de solicitud del cambio de titularidad.
  4. Permiso de circulación.
  5. Ficha técnica del vehículo (ITV).

Un detalle muy importante se refiere al tipo de heredero, que puede ser una persona física o una persona jurídica. En relación a ello, habría que aportar la consiguiente documentación:

  1. Persona física: debe aportar el documento nacional de identidad (DNI) y el permiso de conducir, en el caso de que la nacionalidad del individuo sea española. Si por el contrario se trata de una persona de nacionalidad extranjera, tendrá que aportar el documento de identidad expedido por su país de origen o en su defecto el permiso de residencia, así como una copia compulsada de cualquier documento oficial en el que conste el domicilio en España (contrato de alquiler, padrón municipal, etc.).
  2. Persona jurídica: debe aportar el CIF, el DNI de la persona que realice el trámite y el documento que certifique el la legítima propiedad del vehículo.

Una vez finalizados estos trámites burocráticos se podrá proceder a vender el coche heredado.

3. Cómo vender el coche de un fallecido

El tiempo que ha pasado entre la defunción del antiguo dueño y la posterior venta seguramente ha afectado al valor y al precio a la hora de vender el coche de un fallecido. Además, muchas veces los herederos se ven en la disyuntiva de qué hacer con el coche, y venderlo siempre parece ser la única alternativas. Los impuestos y el coste añadido que supone contar con un gasto extraordinario hacen que la venta tenga que ser en el menor tiempo posible. Pero vender un coche rápido por los canales profesionales ya no es tan fácil como hace algunos años.

Adicionalmente, la venta del vehículo implica una serie de nuevos trámites burocráticos, como el contrato de compraventa y un nuevo cambio de titularidad en la DGT. Hay que tener en cuenta, igualmente, algunos detalles al hacer un negocio de este tipo, como por ejemplo:

Presta atención a estos detalles durante la venta de tu coche

  • Nunca entreges el coche sin tener una copia del contrato de venta y del DNI del comprador.
  • En el contrato debe aparecer la hora y los minutos en el que el coche fue vendido. Estos detalles son importantes a la hora de problemas en el futuro, como accidentes o multas.
  • El nuevo dueño tiene que cambiar la titularidad en los 15 días siguientes a la compra.
  • Es aconsejable que tanto el vendedor como el comprador acudan juntos al registro.

4. Compramostucoche.es puede ayudarte

Compramostucoche.es es la empresa líder en el mercado automovilístico actual, contando con más de 1 millón de clientes en toda Europa hasta la fecha. Nuestra amplia experiencia en el sector nos permite ayudarte con la venta de tu coche. En este caso, al tratarse de un asunto que requiere tiempo, no podremos adquirir tu coche hasta que se haya realizado la transferencia del vehículo del fallecido en la DGT; sin embargo, te invitamos a que tases el vehículo en nuestra web para que así puedas conocer el valor de lo que has heredado. Nuestra tasación, tanto online como presencial, es totalmente gratuita y sin compromiso de venta, por lo que no tendrás nada que perder.

Acude a la filial de compramostucoche.es que prefieras y deja que nuestros profesionales evalúen tu coche. Si te gusta nuestra oferta, podrás regresar una vez hayas cambiado la titularidad del vehículo, ya que te reservamos el precio durante 5 días. Además, nosotros nos encargamos de realizar todos los trámites por ti.

Tasación de coche gratis en un solo paso