Coches de empresa en venta

Vender un coche de empresa, especialmente si es a un particular, es un tipo de transacción que presenta sus propios desafíos.

Aunque los pasos de venta sean iguales o similares, vender un coche de empresa requiere de más documentos que en una transacción entre particulares, y además son operaciones gravadas y con impuestos diferentes.

En compramostucoche.es no nos importa si tu coche es de empresa o particular. Te ofrecemos un servicio completo de tasación y compra de vehículos de segunda mano, completamente gratuito y sin compromiso. ¡Vende tu coche hoy mismo!

Tasar
Reserva cita

Tasación online de tu coche

Evaluación profesional sin compromiso

Vende solo si quieres

1. La venta de un vehículo de empresa a un particular

coche de empresa

No es ningún secreto que vender un coche de empresa supone un proceso más tedioso que en una venta entre particulares. Aunque los pasos previos a la venta son los mismos, un coche de empresa requiere un tipo de documentación diferente, y, sobre todo, una fiscalidad diferente, ya que la venta del vehículo supone un beneficio para la empresa, y por ello se debe tributar como tal ante Hacienda.

Este tipo de transacción, de empresa a particular, es habitual cuando un trabajador ha estado haciendo uso de un coche de empresa y al cabo de un tiempo procede a comprarlo, o, más frecuentemente, cuando se trata de un negocio familiar, y uno de los vehículos de la empresa se transfiere al uso privado.

Todos los documentos que necesitas para vender un coche de empresa

En los casos en los que es una empresa la que vende el coche a un particular, es importante tener en cuenta que la operación requiere documentación identificativa de la empresa.

  • La nota simple del Registro Mercantil, que permite consultar información general de cualquier sociedad o empresa registrada en el mismo. Se puede solicitar a través de internet, pero debes hacerlo en los tres meses anteriores a la venta del coche.
  • Identificación del gerente o administrador de la empresa, por ejemplo el DNI.
  • El permiso de circulación del vehículo, a nombre del gerente.
  • El historial o informe del vehículo de la DGT, que puede ser reducido y gratuito, o detallado por 8,40 €, y donde aparecen registradas las incidencias del coche de haberlas, como por ejemplo tener la ITV caducada, o si existe algún problema para hacer el cambio de titularidad.
  • La tarjeta de la ITV si el coche tiene más de cuatro años.
  • El contrato de compraventa del coche.

2. Venta de coches de empresa a particular: el IVA

Una de las principales diferencias entre vender un coche entre particulares, y de empresa a persona privada, es el IVA. En la gran mayoría de casos, las empresas que venden un vehículo a un particular deben emitir una factura tal y como harían con cualquier otra transacción que les reporte un beneficio.

Como tal, esta factura va sujeta al Impuesto sobre el Valor Añadido, o IVA, que aparece sumado al precio del coche: el comprador paga el IVA a la empresa, y ésta más tarde lo tributa en su declaración. Es por este motivo que en este tipo de venta no sea necesario abonar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, o ITP, ya que de hacerlo se estaría tributando dos veces por el mismo concepto: IVA e ITP.

El proceso de cálculo del IVA, además, no es tan sencillo como pueda parecer en un primer momento, ya que la cuantía depende necesariamente del uso que se haya hecho del coche durante su vida comercial, y que también infiere en la cantidad de IVA que la empresa haya abonado por él en el momento de compra.

Venta de coches nuevos

Se entiende por un coche nuevo uno con menos de 6 meses y un cuentakilómetros inferior a 6.000 km, es decir, la inmensa mayoría de vehículos que salen de concesionario. Estos coches van gravados con un 21% de IVA.

Venta de coches entre particulares

No repercute IVA pero sí debe abonarse el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, que suele ascender a un 4% del valor del coche según las tablas de precios del BOE, y que calculan los mismos en función de su antigüedad.

Venta de un coche de empresa a un particular

La imposición del IVA es de un 21%, pero depende del uso del coche y, salvo excepciones, coincide con el IVA que se ha deducido el empresario en la compra del vehículo:

  • Si el coche se ha usado en operaciones comerciales exentas de IVA: la factura está sujeta a IVA pero está exenta del pago y tampoco hay que pagar ITP
  • Si el coche ha deducido el 100% del IVA: se aplica el 21% de IVA al 100% del valor del coche
  • Si el coche solamente se ha deducido una parte de IVA: se aplica el 21% de IVA a la proporción del vehículo ligada a la actividad económica

Por ejemplo, si vendes un coche que sólamente ha estado ligado al 60% a la actividad profesional, la base imponible estará constituida por ese 60%, aplicado sobre el precio pactado. Es decir, el 60% del precio del coche llevará IVA y el otro 40% no. Todo esto debe quedar detallado en la factura.

Deberías saber... Es fundamental que el coche esté a nombre de quien lo vende para poder llevar a cabo la transferencia. Un ejemplo: en los coches de empresa, es habitual encontrarse con vehículos de leasing y renting, y no siempre es posible venderlos. Asegúrate de que los datos de la empresa y administrador de la misma coinciden con los del permiso de circulación del coche.

3. Vende tu coche de empresa en compramostucoche.es

Por muy complicado que parezca este proceso, en compramostucoche.es tenemos una solución fácil y rápida para la venta de tu coche de empresa: nuestro sistema de tasación profesional en dos pasos te permite conocer el valor real de tu coche, y venderlo en el momento sin esperas y con todas las garantías.

Somos líderes en el mercado europeo de compraventa de coches, con más de 1 millón de clientes satisfechos en toda Europa que se han beneficiado de nuestros servicios. El proceso es completamente transparente y gratuito, y no te compromete a nada. ¡Ven hoy mismo a compramostucoche.es!

Tasación de coche gratis en un solo paso