Año nuevo, ¿multas nuevas?

Te explicamos las novedades que integrarán la nueva Ley de Tráfico, así como las regulaciones más importantes que están vigentes a día de hoy.

16.02.2018

policía de Tráfico

Una de las motivaciones que ha llevado a la DGT a anunciar novedades para este año está relacionada con la alta siniestralidad de las carreteras españolas, cuyo índice aumentó en 2017 con respecto al año anterior. Los cambios, explican desde Tráfico, no se plantearán tanto como una reforma sino una nueva Ley de Tráfico y Seguridad Vial, que integrará normativas orientadas a rebajar la cifra de fallecidos en carretera, así como a reducir las emisiones para ajustarnos a las políticas antipolución de la Unión Europea.

coche diesel

Cambios en el examen de conducir. Uno de los principales puntos que han avanzado desde la DGT para 2018 tiene que ver con mejorar la formación de los nuevos conductores desde el momento en que se inscriben en la autoescuela. Para ello, la formación será más tecnológica, con materiales y exámenes más allá de las respuestas A, B o C, y se ampliará el abanico de opciones para adaptarse a los nuevos modelos de conducción, por ejemplo con pruebas como la conducción con GPS.

coche diesel

Cambios en el carné por puntos. El carné por puntos se implementó por primera vez hace doce años y desde entonces se ha considerado una de las mejores normativas para reforzar la seguridad en carretera. Para mantener su eficacia, la DGT ha anunciado que planea revisar a lo largo de los próximos meses el catálogo de infracciones, particularmente las más leves. Los nuevos cambios podrían además ampliar su rango de acción, con un carné virtual para los conductores europeos que circulen en territorio español.

coche diesel

Cambios en la ITV. Los cambios que afectarán a la Inspección Técnica de Vehículos son los únicos que tienen fecha fija en el calendario, después de aprobarse en el Consejo de Ministros el pasado octubre. La nueva ITV se activará el 20 de mayo, y está pensada para equiparar la legislación española a la europea, endureciendo la inspección de los sistemas anticontaminación de los vehículos, así como de los elementos de seguridad electrónicos, para lo que las estaciones de la ITV deberán disponer de herramientas de diagnóstico que permitan conectarse al ordenador del coche. La normativa también permitirá una mayor flexibilidad para cambiar gratuitamente de centro en caso de que el vehículo no pase la primera inspección y tengamos que hacer otra.

coche diesel

Cambios en las sanciones. Uno de los objetivos de Tráfico para 2018 es revisar las sanciones para que los conductores que conduzcan bajo la influencia del alcohol o estupefacientes, y endurecer la norma frente a los conductores reincidentes que tengan dos o más sanciones de este tipo en un periodo inferior a dos años. Tras la reforma, los conductores sancionados deberán pasar un control médico que determine si cuentan o no con las aptitudes psicofísicas para conducir. También está previsto revisar el endurecimiento de otras sanciones relacionadas con la distracción al volante, como por ejemplo el uso del móvil o del navegador del coche mientras se conduce.

coche diesel

Cambios en los radares. Para aumentar la seguridad vial, Tráfico tiene previsto incorporar una flota de drones a su red de radares y de helicópteros. También se implementarán más radares de tramo y móviles, que intercepten a los infractores al instante para notificarles la sanción, y así evitar que pasen la multa a otro conductor con más puntos en el carné.

1. Los tipos de multas que te pueden poner hoy

Hoy por hoy, y antes de que se apliquen o incluso aprueben la mayoría de estos cambios, las multas de tráfico y circulación se clasifican en leves, graves o muy graves, dependiendo de la infracción. Cada tramo conlleva una sanción económica y la pérdida de un número de puntos en el carné de conducir. De todas las infracciones posibles, las que más multas ocasionan (y sin tener en cuenta las multas de aparcamiento, que suelen ser leves a menos que aparques entorpeciendo la circulación), son por exceso de velocidad, aunque no son las únicas por las que puedes perder puntos en el carné ni recibir una sanción.

Dependiendo de los agravantes, estos importes se pueden ver incrementados, aunque también es posible reducirlos en un 50% si se efectúa el pago en los primeros 20 días naturales después de recibir la notificación. Si por el contrario no estás de acuerdo con la multa que te han puesto y prefieres recurrirla, perderás automáticamente la oportunidad de acogerte a esta reducción. Una vez cumplidos esos primeros 20 días, tienes 25 días más para abonar el 100% del importe: pasado ese tiempo, no sólo debes abonar el 100% de la multa, sino también todos los intereses que genere.

2. Multas por exceso de velocidad

Las infracciones por exceso de velocidad son las más comunes de las carreteras españolas, y las que más beneficio económico reportan a Tráfico. Se clasifican en graves y muy graves, lo que significa que no hay exceso de velocidad que sea considerado como “leve” en la Ley de Tráfico. Las sanciones se dividen en grupos dependiendo de el tipo de carretera donde hayas cometido la infracción -no es lo mismo ir a 150km/h en una autopista que por una vía urbana-, y por cuánto hayas sobrepasado del límite.

Si por ejemplo circulas a una velocidad entre 70 y 80 km/h por una vía con límite marcado en 50, recibirás una multa de 300€ y 2 puntos del carné; mientras que si lo haces una velocidad entre 80 y 90km/h la multa será de 400€, con pérdida de 4 puntos del carné.

Deberías saber... que si sobrepasas ciertos límites, el exceso de velocidad es considerado delito, y conlleva pena de prisión de 3 a 6 meses o multa equivalente a 6-12 meses de sueldo, o entre 30 y 90 días de trabajos en beneficio de la comunidad, además de la pérdida del carné de conducir entre uno y cuatro años.

Para que esto suceda, debes conducir a una velocidad superior a lo permitido en 60km/h en vía urbana, o en 80km/h en vía interurbana. O lo que es lo mismo: es delito conducir a más de 110 en ciudad, y a más de 200 en una autopista o autovía.

3. Multas por exceso de alcohol

Beber al volante es, junto con los excesos de velocidad, uno de los principales enemigos de la seguridad vial. Las nuevas medidas de Tráfico pretenden endurecer aún más las sanciones a los conductores reincidentes que sean “cazados” dos o más veces en un mismo año con un exceso de tasa de alcohol.

Hoy por hoy, las sanciones relacionadas con la tasa de alcoholemia son las siguientes:

Sanción: 4 puntos del carné + multa de 500€

  • Entre 0,25 y 0,50 miligramos por litro de aire espirado
  • Entre 0,15 y 0,30 miligramos por litro de aire espirado para conductores noveles y profesionales

Sanción: 6 puntos del carné + multa de 1000€

  • Más de 0,50 miligramos por litro de aire espirado
  • Más de 0,30 miligramos por litro de aire espirado para conductores noveles y profesionales

Deberías saber...Las infracciones pasan a calificarse como delito cuando se supera un cierto límite, en el caso de la tasa de alcohol cuando ésta es superior a 0,60 miligramos por litro de aire espirado. En estos casos, en lugar de multa directa hay que hacer frente a un juicio por un presunto delito contra la seguridad vial, y las consecuencias son las mismas: pena de prisión de 3 a 6 meses, multa equivalente al salario de 6 a 12 meses, o entre 31 y 90 días de trabajo comunitario. El infractor también pierde el carné de conducir de uno a cuatro años.

Qué NO hacer si bebes y conduces

Ponerse al volante tras haber consumido alcohol o estupefacientes pone en peligro la vida del conductor y de cuantos estén con él en el coche y la carretera. Muchos conductores irresponsables emplean a toda suerte de métodos para intentar rebajar la tasa de alcohol espirado cuando les toca someterse a un control de alcoholemia. Si te pillan al volante después de haber bebido ninguna de estas tretas te ayudará a rebajar la tasa de alcohol:

  • Vomitar el alcohol ingerido
  • Hacer ejercicio para “sudar el alcohol”
  • Tomar agua para compensar lo que has bebido
  • Contener el aliento durante el test

4. Otras multas por puntos

Además de las sanciones por exceso de velocidad y por consumo de alcohol y estupefacientes, existe todo un abanico de infracciones que pueden acarrearte la pérdida de puntos del carné. Toma nota de las más frecuentes:


6 puntos de retirada del carné

  • Negarse a hacer el test de alcoholemia y estupefacientes
  • Conducir de manera temeraria, por ejemplo en sentido contrario
  • Hacer uso de instrumentos que inhiben la vigilancia del tráfico
  • Alterar el tacógrafo o el limitador de velocidad

4 puntos de retirada del carné

  • Adelantar poniendo en peligro a los demás conductores o ciclistas
  • No guardar la distancia de seguridad
  • No respetar los semáforos en rojo, las señales de STOP, los ceda el paso o las señales de los Agentes que regulan la circulación
  • Conducir sin el permiso necesario o con el permiso suspendido
  • Arrojar a la vía objetos que puedan producir Incendios o accidentes

3 puntos de retirada del carné

  • Conducir mientras se manipulan elementos de distracción, como el móvil sin manos libres, el navegador del coche o auriculares
  • No hacer uso del cinturón de seguridad o del sistema de retención infantil
  • Efectuar un cambio de sentido en lugares en los que no está permitido
  • Utilizar un detector de radares

2 puntos de retirada del carné

  • Aparcar en zonas de riesgo, como los carriles reservados a autobuses y taxis o en un paso de peatones
  • Circular sin luces en zonas con poca visibilidad

Artículos más leídos

Nuestros servicios