Coches híbridos y eléctricos: lo que necesitas saber

Durante los últimos años, los coches híbridos y eléctricos han acaparado el mercado automovilístico mundial gracias a su innovadora tecnología más respetuosa con el medio ambiente.

19.07.2017

Coche Tesla

1. Híbridos y eléctricos… ¿cuáles son las diferencias?

En un mundo que empieza a encarar y a ser consciente de los problemas derivados de la contaminación, la revolución de los coches impulsados por energía menos contaminante ha supuesto un verdadero avance, no solo para el sector automovilístico, sino también para la lucha contra el cambio climático y la concienciación medioambiental.

Sin embargo, a día de hoy, este tema sigue siendo un tanto abstracto para el consumidor medio por la amplia variedad de tipos de vehículos eléctricos que existen y por cómo funcionan. Es por ello que desde compramostucoche.es queremos ofrecerte una guía sobre qué tipo de coches híbridos y eléctricos existen, sus diferencias y semejanzas, sobre cuál sería la mejor opción para ti en España y qué ayudas podrías conseguir para comprar uno.

Las mejoras técnicas automovilísticas de los últimos años han permitido crear vehículos con motores más sofisticados, más allá de los clásicos motores de combustión interna de diésel y gasolina. Esto ha permitido mejorar la eficiencia en lo referente a la gestión energética de los vehículos y la introducción de nuevos avances, tales como mejoras técnicas de depuración y reciclado de las emisiones contaminantes.

Gasto de energía. Los motores habituales pierden la mayor parte de la energía que crean en forma de calor, desaprovechándose así combustible y potencia. De esta forma, la nueva generación de híbridos y eléctricos pretende reducir el consumo de combustible, lo que se traduce en emisiones más bajas a la atmósfera y en ahorro económico para el usuario.

¿Qué es un coche híbrido?

Fundamentalmente, la principal diferencia entre los automóviles híbridos y los coches eléctricos radica en el motor y en el sistema de abastecimiento que usan. Los coches híbridos usan un motor dual, que utiliza combustible fósil (gasolina o gasóleo) y batería eléctrica. La parte eléctrica del motor sirve como simple apoyo, ya que la energía es producida en mayor parte por la combustión.

Esta ayuda supone un drástico ahorro de energía y de combustible, sobre todo cuando se conduce por zonas urbanas. Además, a diferencia de lo que puede parecer, esta batería eléctrica no necesita ser recargada, ya que es autosuficiente gracias a un nuevo y moderno sistema energético, conocido como Sistema KERS, que recupera la energía cinética, es decir, el movimiento de las frenadas y de las ruedas, y la transforma en energía eléctrica. De esta forma, no hay necesidad de recargar un coche híbrido, por lo que la comodidad y el ahorro para ti son notables, reduciendo hasta en un 30% el gasto en consumo.

Dentro de la categoría de coches híbridos se encuentran los híbridos enchufables o PHEV, los cuales poseen un motor eléctrico más avanzado, diseñado para recorrer de forma autónoma más kilómetros y a mayor velocidad. Este tipo de híbridos sí necesita ser recargado, por lo que el porcentaje de consumo y gasto puede elevarse y diferir de lo estimado en un principio.

Ahorro de combustible. Los coches híbridos en realidad usan el motor de combustión al completo para trayectos largos. Sin embargo, si lo que quieres es un vehículo más autónomo, el híbrido enchufable te permite recorrer más kilómetros usando el motor eléctrico, aunque este no tiene la capacidad del de un coche eléctrico.

Automóviles eléctricos

Por otra parte, los coches eléctricos solamente poseen un motor, el cual es alimentado por electricidad. Mediante un sistema electromagnético, la energía eléctrica se transforma en energía mecánica, que es la que impulsa al vehículo. Pueden llegar a recorrer entre 150 y 400 kilómetros, dependiendo del tipo de batería que usen, antes de volver a ser recargados.

Lo positivo de los vehículos eléctricos es que emiten 0 emisiones a la atmósfera, por lo que son totalmente respetuosos con el medio ambiente. Hoy día, además, es fácil conseguir un punto de recarga, tanto público como personal, por lo que no debes preocuparte por dónde y cómo recargarlo.

Tipo de autonomía. El híbrido puro te permite olvidarte de las recargas y ahorrar en combustible, mientras que el híbrido enchufable te permite hacer uso de ambas opciones; el eléctrico, por otra parte, cuenta con menos autonomía en carretera, pero es respetuoso con el medio ambiente y supone un ahorro destacable.

2. ¿Qué coches híbridos y eléctricos están disponibles en España?

Durante el 2017, la venta de vehículos se situó en más de un 84% respecto al mismo período del año anterior, lo que supone un crecimiento exponencial que demuestra que, en España, el futuro de estos vehículos está asegurado. Cada vez más y más usuarios están siendo conscientes de las ventajas que ofrecen estos nuevos automóviles, y se decantan por ellos en lugar de los clásicos de siempre.

Las marcas de coches son conscientes de esta demanda, por lo que nuevos modelos de eléctricos e híbridos más eficientes y visualmente atractivos copan el mercado automovilístico actual. Concretamente en España, puede adquirirse casi cualquier modelo, incluidos los Tesla, aunque estos últimos solamente pidiéndolos con meses de antelación. Sin lugar a dudas, la marca que posee más presencia en el mercado es Toyota, con hasta cuatro modelos de coches híbridos en España: Auris y Yaris, quizás lo más famosos, el C-HR y el RAV 4. Le sigue de cerca Lexus y KIA, cuyos modelos, se encuentran en el top 10 de los más vendidos en nuestro país.

En cuanto a los coches eléctricos en España, encabezan la lista de más vendidos los de la gama Nissan, siendo el Nissan Leaf el favorito. Le siguen el Renault ZOE y el BMW i3, dos de los más potentes en la gama de de eléctricos.

Ayudas a la compra e impuestos especiales

La única desventaja de esta nueva generación de automóviles es el precio, el cual es bastante superior a lo que vale un coche con un motor de combustión térmica normal. Sin embargo, durante los últimos años, el gobierno español ha puesto a disposición de los usuarios varios planes y ayudas para incentivar la compra de vehículos nuevos con el fin de renovar el ya envejecido parque automovilístico nacional.

Entre ellos, los Planes Movea y Movalt, cuyo principal objetivo ha sido conceder ayudas para la compra de coches, motos y furgonetas impulsados exclusivamente por energías alternativas, con restricciones cada vez más estrictas en cuanto al nivel de emisiones contaminantes de los vehículos con opción a la ayuda.

Además de estos planes, España ofrece otras facilidades relativas a impuestos. Nuestro país presenta beneficios fiscales tanto a nivel nacional, regional como local para este tipo de vehículos.

  • Beneficios nacionales: los coches híbridos y eléctricos están exentos de pagar el impuesto de matriculación si no supera los 120 g/km de emisión. Puedes acudir a tu delegación de Hacienda más cercana y tramitar la exención de impuestos allí adjuntando la ficha técnica del vehículo.

  • Beneficios locales: varían en función de la ciudad o localidad. Sin embargo, grandes ciudades como Madrid y Barcelona están eliminando el impuesto de circulación, así como tasas de aparcamiento.

3. Entonces, ¿qué tener en cuenta al adquirir coches híbridos y eléctricos?

Principalmente, analiza tus necesidades antes de decidirte por la mejor opción. Dependiendo de si quieres usar el coche para zonas urbanas o para trayectos largos, o de si primas la comodidad del motor combinado a la batería, decidir qué tipo de coche te conviene solo depende de ti. Los híbridos y eléctricos son el futuro de la automoción, así que no existe la mala elección.

Artículos más leídos

Nuestros servicios