Trayectos invernales con tu coche: 5 consejos para tu viaje por carretera

¡Las vacaciones de invierno han llegado! Las maletas ya están listas y la ilusión aumenta por momentos. Te ofrecemos 5 consejos que harán que tu viaje sea seguro y relajado, especialmente si hay nieve.

05.02.2018

Consejos para tus viajes en invierno

Al igual que antes de cada viaje largo por carretera, es recomendable que revises tu coche antes de comenzar la temporada invernal. Por ello, hemos recopilado para ti una serie de trucos y consejos que contribuirán a que tu jornada transcurra tranquila y libre de incidentes.

1. Prepara tu coche para el invierno

Para adaptar tu coche a la temporada invernal, es aconsejable realizar antes una lista de cosas necesarias a cambiar; instalar los neumáticos para la nieve, inspeccionar los líquidos y comprobar la batería son elementos de vital importancia. Estos y otros accesorios propios para el invierno son la clase de cosas que deben ser comprobadas y reemplazadas antes de emprender un viaje en estas fechas.

Usar neumáticos de invierno

En nuestro país no son tan comunes como pueden serlo en algunos de nuestros vecinos de la Unión Europea, como Alemania, Austria o República Checa, donde son obligatorios. En España cada vez son más los usuarios que se suman al cambio por las ventajas en seguridad que ofrecen, a pesar de que no existe obligatoriedad de uso. Los neumáticos deben ser adecuados para nieve y barro (M+S).

Su uso es aconsejable en zonas de bajas temperatura, como las comunidades de la cornisa cantábrica, Castilla y León, Navarra, La Rioja, la zona pirenaica y zonas de grandes serranías y montañas, como el Sistema Central y Sierra Nevada. No hacen falta si vives en las comunidades del sur del país.

Usar cadenas

Si prefieres usar cadenas en lugar de neumáticos para la nieve, debes saber que son obligatorias en puertos de montaña y en casos de nevadas o heladas de magnitud. Puedes llevarlas siempre en el maletero y fíjate que se adapten a tu coche. En algunos puertos su uso es obligatorio (indicado con una señal R-142). Hay que usarlas siempre que haya nieve o riesgo de nevada, y hay que reducir la velocidad máxima de circulación a 50 km/h.

Líquido refrigerante y anticongelante

El motor de tu coche, sobre todo en invierno, necesita siempre líquido refrigerante. Para prevenir la congelación con temperaturas mínimas, hay que elegir un refrigerante que también contenga anticongelante. Las estaciones de servicio y los talleres de reparaciones pueden comprobar el nivel de anticongelante que lleva el líquido refrigerante. El líquido de uses para los parabrisas también deberá llevar esto, e igualmente siempre puedes usar un repelente o mopa especial para esta parte del vehículo. Añadir un simple compuesto anticongelante al agua del parabrisas es sencillo, suficiente y efectivo.

Comprobar la batería

Cuanto más bajas sean las temperaturas, mayor será el consumo de energía de tu coche. Esto se debe en gran parte al gasto añadido en calefacción y climatizador; además, la batería tiene que suministrar energía suficiente para el arranque, más si cabe en invierno. Si esta es demasiado endeble, es posible que no arranque de inmediato. Se recomienda, por lo tanto, apagar los elementos que no sean necesarios a la hora de arrancar el coche. Antes de las vacaciones de invierno es aconsejable comprobar la potencia de la batería, para evitar situaciones peligrosas en invierno.

Comprobar el aceite, los limpiaparabrisas y las luces

Si quieres evitar futuros imprevistos indeseables durante el viaje, hay otros elementos de tu coche que conviene comprobar además de los neumáticos y la batería. Los expertos aconsejan mirar el nivel del aceite antes de conducir y rellenarlo si es necesario. Las mopas gastadas de los limpiaparabrisas también habría que cambiarlas, para así mantener los cristales limpios. Por poner un ejemplo, los limpiadores gastados pueden dejar trazas de material en los cristales y limitar la visibilidad. Mientras el coche esté aparcado, es buena idea resguarden los limpiaparabrisas para que no se congelen mientras estás aparcado. Finalmente, en la frías noches de invierno es importante llevar una luz potente. Comprueba las luces del frontal y el alumbrado en general.

Lleva contigo accesorios invernales

Además de guantes, mantas de abrigo y una linterna, los accesorios más populares en este tiempo son los rascadores de hielo y cepillos de mano, que son de gran ayuda para despejar las ventanas de la nieve y el hielo. Una funda para cubrir el parabrisas ayuda a prevenir la formación de hielo y te ahorra tiempo. Si tu coche no tiene sistema de apertura a distancia, es buena idea tener siempre a mano descongelante para cerraduras. Y por último, un cable de ayuda de arranque siempre viene bien, en caso de que se ocurra una avería.

2. Coloca el equipaje correctamente

Cuando almacenes el equipaje, ten en mente que las maletas más pesadas vayan abajo y las más ligeras arriba. Toda la carga debe de ir distribuida de forma que el peso quede equilibrado y no se muevan, especialmente aquellas que sean de poco peso. Lleva también contigo un kit de primeros auxilios, un triángulo reflectante y chalecos salvavida, en la frontal del coche de forma que estén más accesibles.

Si tu coche no cuenta con espacio suficiente para llevar los esquís u otro equipaje deportivo de invierno, puedes usar un portaesquís o portaequipajes. Ambos se colocan en la baca del coche o en la parte trasera, donde se colocan las bicicletas. Los expertos recomiendan usar modelos que se acoplen al modelo del coche a la hora de adquirirlos.

Lo mismo se aplica para el peso: evita espacios vacíos y ten en cuenta el peso máximo recomendado. Conviene revisar la carga durante el viaje y ajustarla si es necesaria.

Muchos fabricantes recomiendan conducir a una velocidad máxima de 130 km/h si se lleva carga en la baca.

3. Planea el viaje: duración y ruta

Anticiparse a las vacaciones puede serte de ayuda para evitar embotellamientos y saturaciones de tráfico. El estrés al conducir en vacaciones puede ser importante, de ahí que sea recomendable planear cuidadosamente la ruta. Las horas puntas en vacaciones coinciden con los viernes entre las 13h y las 20h, y los sábados entre las 9h y las 15h. Antes de salir de casa, consulta el estado del tráfico para evitar las rutas con mayor saturación y usa buscadores que te recomienden una ruta alternativa.

Entretenimiento familiar durante el viaje

En los viajes largos o en las retenciones es normal que, si viajas con niños, estos acaben por aburrirse. Pequeños juegos en familia pueden ayudar. El clásico “veo, veo” siempre triunfa.

Auto-bingo

Los participantes tienen que pensar en 10 cosas que vayan a encontrarse en los próximos 10 o 15 minutos. Puede crearse una lista de cosas para evitar posteriores disputas. Tras esto, todos los jugadores miran detenidamente por la ventana y comprueban la lista de cosas, y el jugador que antes lo encuentre todo, gana.

Formar frases con las matrículas

Jugar a formar frases con las letras del final de las matrículas. Por ejemplo, “VCA” podría formar la frase “los viernes como con mi amigo”. Este juego es especialmente entretenido en atascos, donde las matrículas pueden observarse con facilidad y no se alejan del campo de visión rápidamente.

Color favorito

Los niños pequeños son los mayores aficionados a este juego por su simpleza y creatividad. Cad jugador dice cuál es su color favorito y debe nombrar 10 cosas de ese mismo color. Aquel que encuentre 10 cosas el primera, gana.

4. Conducir hasta el destino vacacional

Como bien sabes, llegar al destino es lo más importante. Si tu plan de ruta incluye pasar por autopistas o cruzar una frontera, ten entonces en cuenta el peaje a pagar y llevar siempre encima tu documentación y la de tu coche.

Es de vital importancia respetar las normas de tráficos, las limitaciones de velocidad y a los otros conductores. Viajar en invierno puede ser un auténtico placer, pero nada te asegura hacerlo libre de riesgos, por lo que extrema la preocupación en estas fechas tan entrañables. Compramostucoche.es te desea un feliz trayecto de ida y vuelta a tus vacaciones de invierno, y recuerda que estamos aquí para ti.

Artículos más leídos

Nuestros servicios