Autogás, ¿una alternativa ecológica al diésel y la gasolina?

El número de vehículos autogás ha aumentado considerablemente en 2017, pero la cuota de mercado sigue siendo baja a pesar de que es una alternativa limpia, especialmente para viajeros frecuentes.

14.03.2018

El autogás es la nueva alternativa ecólogica al diésel y la gasolina

Las cifras de nuevos vehículos matriculados que usan GLP (gas licuado de petróleo), o comúnmente conocido como autogás, han incrementado desde el pasado año. Sin embargo, el segmento de mercado sigue siendo muy bajo. ¿Podrán los futuros incentivos a la compra y las rebajas fiscales hacer que se adquieran más coches propulsados con esta energía? Te mostramos las ventajas y desventajas de los vehículos de autogás, especialmente centrándonos en si merecen la pena para los conductores.

1. Los vehículos autogás en España

Los datos provisionales de la Dirección General de Tráfico (DGT) arrojan unos 3 840 nuevos vehículos autogás, de los que un 41,84 % fueron matriculados en la Comunidad de Madrid y un 18,67 % en Cataluña, y que vienen a sumarse a los cerca de 50 000 que ya circulaban por España.

A pesar de este crecimiento, el mercado de este sector es bastante pequeño. La cifra actual se aproxima a la de países como Austria y Suiza, aunque sigue estando lejos de la de otros países europeos; Alemania cuenta aproximadamente con 448 000 unidades registradas y se posiciona como uno de los países donde los coches GLP son una realidad.

2. El GLP: más barato y ecológico que el diésel y la gasolina

El GLP ofrece muchas más ventajas y es tan ecológico como económico, por lo que es una buena alternativa a los combustibles fósiles (gasolina y diésel). A esto hay que añadir que su precio es bastante asequible para los conductores, lo que hace que muchos de ellos opten por esta opción. En España, el litro de autogás se cotiza a, aproximadamente, 0,60 €, mientras que la gasolina se encuentra en torno a 1,35 € y el diésel a 1,20 €.

Hay que destacar también que el GLP produce mucho menos CO2 y que sus emisiones son mucho menos contaminantes que las de la gasolina y el diésel, ya que la combustión de este carburante no produce hollín. Las emisiones de óxido de nitrógeno son hasta un 20 % menores comparadas con la gasolina, y más de un 95 % con los vehículos propulsados por diésel. Debido a los escándalos recientes sobre el diésel, muchos consumidores han perdido confianza y han apostado por combustibles más eco-friendly y alternativos, como el autogás.

3. Las ventajas fiscales de los vehículos GLP

Desde el año 2014, el gobierno español ha implantado políticas para atraer compradores, siendo la medida más destacada las rebajas en impuestos para este segmento. Los conductores se benefician de una bonificación del 75 % en el impuesto sobre vehículos de tracción mecánica en multitud de ayuntamientos de todo el país. En Madrid y Barcelona, por ejemplo, existen beneficios de más de 30 % para estacionamiento y libre circulación en momentos de alta contaminación.

¿En qué se traduce esto? Principalmente, en ahorro para el usuario. Hasta el momento, estos beneficios van a prolongarse en el tiempo, al no haber aún suficiente parque automovilístico en nuestro país. Los conductores que poseen un vehículo de GLP en la actualidad ahorran hasta 0,15 € por litro de carburante, aunque posiblemente llegue un momento en el futuro en el que se los precios se equiparen al resto.

4. Red de estaciones de servicio en España y resto de Europa

España cuenta con una amplia red de repostaje bien desarrollada, ofreciendo la oportunidad de llenar el depósito en más de 550 estaciones de servicio, que normalmente son gasolineras clásicas. La forma de repostar es tan simple y fácil como la de un coche de gasolina o diésel. Sin embargo, la boquilla de reabastecimiento queda firmemente adaptada al cuello de llenado del depósito durante el repostaje, por lo este queda herméticamente cerrado.

En otros países europeos, los usuarios del autogás también disfrutan de una extensa red de estaciones de servicio que suministran GLP. Existen más de 40 000 gasolineras por todo el continente, especialmente en países del este como Polonia, y en el sur, como Italia. Podrás encontrar todas las estaciones de servicio que existen en España en internet.

5. Desventajas del autogás

Este combustible alternativo presenta tanto ventajas como desventajas, entre las cuales se cuentan:

  • El coste adicional que supone adaptar el coche al uso de GLP.
  • Bajo rendimiento.
  • Reducción de la capacidad del depósito.
  • La falta de uniformidad en las boquillas de reabastecimiento en Europa.

El GLP tiene una densidad más baja que la gasolina, por lo que los motores de los coches autogás tienen menos capacidad y rendimiento que los de gasolina, cuya potencia es entre un 15 % y un 20 % más alta. Esto empaña las ventajas que presenta en el coste.

Otra desventaja es el reducido margen de autonomía. El depósito de GLP se añade, en la mayoría de los casos, en el espacio existente entre las ruedas y por ello tiene menos capacidad que un depósito normal. Dependiendo del tamaño del vehículo, entre 40 y 60 litros pueden ser almacenados en el depósito de GLP, el cual solo puede rellenarse hasta el 80 % de su capacidad según la normativa. Si se quiere instalar un depósito más grande, entonces debe ser instalado en el maletero, lo cual supone una importante reducción de espacio. La falta de consenso en Europa frente a la uniformidad de la boquilla de reabastecimiento hace que sea necesario usar adaptadores si se sale fuera de España.

6. Viajar con un coche de autogás, ¿qué debes saber?

En las regiones orientales de Europa existe la posibilidad de escoger entre un amplio rango de estaciones de servicio y de rellenar el depósito a un precio muy razonable, como ocurre en Polonia, uno de los grandes mercados de este combustible en el mundo. En Turquía también circulan muchos más vehículos propulsados por GLP, y ello se ve reflejado en el precio. Este valor tan bajo se debe al ya de por sí bajo precio del autogás y a la alta oferta de estaciones de servicio. Por otro lado, el GLP es menos común en países como Austria, Suiza o Francia, en los que dar con una gasolinera que dispense autogás es más complicado si se sale de la ciudad o de las autovías más transitadas. El precio, sin embargo, suele ser más barato, especialmente en Alemania, Bélgica, República Checa e Italia, mientras que en Francia, Países Bajos, Reino Unido, Suiza y Suecia es más alto.

Precios GLP Fuente: www.mylpg.eu (7 de marzo de 2018)

Importante: lleva siempre un adaptador allá donde vayas

Hay cuatro tipos diferentes de adaptadores para el repostaje en las estaciones de servicio de Europa, Canadá y Estados Unidos.

  • DISH: Austria, Dinamarca y Grecia.
  • ACME: Bélgica, Alemania y Suiza.
  • Bajonett: Reino Unido, Noruega y Países Bajos.
  • Euronozzle: es el usado en España.

Solamente usando un adaptador que sea apropiado para el país podrás repostar durante el viaje.

7. ¿Merece la pena adaptar tu coche al autogás?

Adaptar tu coche te permitirá beneficiarte de las ventajas del GLP sin tener que comprar uno nuevo. El cambio puede hacerse en casi todos los modelos de gasolina, siempre y cuando cumplan con la norma Euro3 o posterior (vehículos matriculados desde el 2001 en adelante) y sin importar que el motor sea de tres, cuatro, cinco, seis, siete u ocho cilindros. El precio se sitúa entorno a los 1 200 y los 2 600 €, dependiendo de la potencia del motor y la capacidad del depósito.

El depósito de gasolina se sigue conservando tras la adaptación, por lo que el vehículo puede seguir funcionando con ambos combustibles (conducción bivalente). Si se acaba el GLP, el sistema cambiará automáticamente a la gasolina. Como norma, un coche de autogás siempre comienza usando la gasolina primero, y cuando el motor está ya caliente se cambia al GLP.

Ventajas de la conversión a autogás

  • El cambio es posible para casi todos los coches de gasolina desde 2001 y en algunos de entre 1995 y 2001.
  • Se puede elegir entre propulsión por gasolina o GLP durante la conducción.
  • El GLP presenta grandes ventajas fiscales.
  • Es más barato que la gasolina y el diésel.
  • Los vehículos son mucho más ecológicos.
  • La red de estaciones de servicio que lo suministran es bastante extensa tanto en España como Europa.
  • El cambio puede hacerse por menos de 2 000 €.

¿A quiénes les merece más la pena realizar el cambio?

Como norma general, a aquellos que viajan frecuentemente en coche y recorren largas distancias. Si recorres más de 14 000 km. al año, ahorrarás hasta 650 € usando GLP. Incluso si adaptar el coche resulta costoso, los gastos serán recuperables en tan solo un par de años. Con una herramienta que te ayude a calcular el gasto podrás averiguar fácilmente cuánto estás ahorrando y/o gastando de media, teniendo en cuenta:

  • el consumo de gasolina del coche,
  • el precio actual de la gasolina,
  • el precio actual del GLP,
  • kilometraje realizado por año,
  • precio de la adaptación al GLP.

El GLP es una alternativa segura

Además de los beneficios económicos y ecológicos, el GLP ofrece un alto nivel de seguridad. Los vehículos propulsados con GLP están equipados con válvulas de sobrepresión especiales indicadas para proteger de posibles explosiones. En términos de seguridad, un informe de la ADAC (Asociación General del Automóvil Alemán) confirma:

«No existen evidencias prácticas para pensar que haya un mayor riesgo en los vehículos de autogás, ni siquiera en aquellos países donde son usados por multitud de usuarios. Las pruebas de choque e incendio demuestran que los coches de GLP no son más peligrosos que los de gasolina.»

8. Conclusión

A pesar de que la cuota de mercado de los coches de autogás en España sigue siendo baja (unos 50.000 vehículos matriculados en 2017), es muy probable que más y más usuarios, a raíz de los últimos informes respecto al diésel, decidan cambiarse, tarde o temprano, al GLP.

Artículos más leídos

Nuestros servicios