Línea gratuita de Atención al Cliente 900 649 180
Marcas de coches españolas

Marcas de coches españolas - Capítulo 1: Hurtan

Más allá de Seat, existen muchas más firmas automovilísticas nacidas dentro de nuestras fronteras. En los últimos años han aparecido un gran número de fabricantes españoles y sus modelos se están convirtiendo en referencia dentro de la industria automotriz internacional. Un ejemplo claro de que los coches “made in Spain” empiezan a alcanzar un gran prestigio fuera de nuestro país es Hurtan. Sus deportivos clásicos fabricados a mano son únicos y ya pueden ser vistos en las carreteras de Austria, Alemania y República Checa. Conoce a continuación la historia de esta pequeña compañía afincada en Santa Fé (Granada) que construye “coches especiales para gente especial”.

La historia de Hurtan

La historia de Hurtan

Hurtan fue fundada por Juan Hurtado González, un apasionado del motor y antiguo mecánico de Pegaso y Seat. Su andadura comercial se inicia en el año 1996 con la fabricación del Hurtan T2, un deportivo clásico de 2 plazas construido a partir de componentes de un Renault Clio. Desde entonces, Hurtan centra todos sus esfuerzos en la producción de automóviles artesanales basados en los roadster de los años 40 y 50 tanto en mecánica como en estilo. Por el momento, más de 400 coches de la casa circulan ya por las carreteras europeas. En 2004 lanzan un nuevo modelo, el Albaycín, un cabriolet de dos puertas con un motor de 180 CV de potencia, disponible en dos o cuatro plazas. En el año 2006 se pone en funcionamiento la nueva planta de construcción de la compañía. Y en 2008 nace su nuevo y último modelo, el Gran Albaycín, un importante salto cualitativo para la marca, disponible también en dos o cuatro plazas.

Hurtan: T1, T2 y Albaycín

Hurtan: T1, T2 y Albaycín

En 1967 Juan Hurtado monta su primer negocio propio, un taller especializado en carrocerías donde puede dar rienda suelta a su verdadera vocación, la creación y construcción de automóviles. Ya en los 80, Juan construye algunos coches de tipo KitCar como una réplica del Austin Seven, pero no será hasta 1991 cuando cree el primer prototipo de Hurtan. De esta forma, dos años más tarde, nace su primer modelo: el Hurtan T1, un roadster al estilo años 40 y 50.

Siendo fiel a su estilo, en 1996 aparecen el Hurtan T2 y el Hurtan T2+2, de cuatro plazas, dos deportivos clásicos con chasis artesanal construidos sobre la base mecánica de un Renault Clio. Estos primeros coches son bastante sencillos y austeros, no incorporaban cierre centralizado, GPS o ABS, pero todos cuentan con aire acondicionado.

En el año 2002 la empresa consigue las homologaciones y permisos para comenzar, en 2004, la comercialización de un nuevo prototipo: el Hurtan Albaycín. De dos o cuatro plazas, el Albaycín se monta a gusto del consumidor. Algunos elementos como las llantas, las manillas, los embellecedores o el tapón de la gasolina se encargan al proveedor de los legendarios automóviles Morgan.

Hurtan Gran Albaycín

Hurtan Gran Albaycín

En el año 2009, la firma de automóviles granadina pone a la venta el Hurtan Gran Albaycín, un espectacular roadster tipo años 50 de alta gama que incorpora la tecnología, seguridad, y prestaciones actuales como dirección asistida, ABS, navegador o aire acondicionado. Con una carrocería fabricada en fibra de vidrio que lo hace muy ligero, presenta grandes guardabarros y un elegante parabrisas partido en dos y con pilares de aluminio pulido. Otro elemento retro característico son sus llantas de radios y neumáticos con banda blanca, a juego con un tubo de escape doble cuyo rugido evoca tiempos pasados. Diseñado para ir descapotado o con una elegante capota de lona, el interior del Gran Albaycín está cuidado al detalle de acuerdo a los automóviles ingleses de la época: volante, salpicadero de madera y asientos de cuero. Se le puede montar un motor 1.6 y 110 CV (185 km/h) o uno 2.0 de 182 CV (200 km/h), y se puede optar por un cambio manual de seis velocidades o por un automático de cuatro.

Cómo conseguir un Hurtan

Cómo conseguir un Hurtan

Se fabrican únicamente 120 unidades al año, y siempre bajo pedido y a la medida del cliente. La personalización es un elemento característico de este fabricante granadino de deportivos clásicos. Tanto el Hurtan Albaycín como el Gran Albaycín son completamente personalizables, pudiendo escoger desde el color de carrocería y capota; el número de plazas; el parabrisas; los modelos de llantas y neumáticos; el volante; el salpicadero; la tapicería; y hasta el motor o el cambio, a elegir entre automático o manual.

En su página web tienes la opción de configurar el coche de tus sueños. En cuanto a precios, puedes adquirir un Hurtan Grand Albaycín con motor 1.6 16v y 110 CV desde 57.700 €. Y desde 64.000 € si lo prefieres con motor 2.0 16v y 182 CV.

Tasar tu coche ahora: