Multas por ITV: importe, plazos y modos de evitarlas


Las multas por ITV pueden suponerte un pago de hasta 500 euros, dependiendo del tipo de infracción que hayas cometido. Circular con un vehículo que no ha pasado la Inspección Técnica de Vehículos te expone a este desembolso y la aplicación de una serie de sanciones complementarias, como la retirada del permiso de circulación, o la negativa de tu aseguradora a darte cobertura en caso de accidente. Solo una actitud responsable y el conocimiento de la normativa vigente te ahorrarán quebraderos de cabeza.


Se estima que en nuestro país circulan en torno a dos millones de vehículos con la Inspección Técnica de Vehículos caducada. Este tipo de imprudencia se debe, principalmente, a que muchos conductores no desean hacerse cargo de las reparaciones que dicha inspección puede exigirles y cuyo coste puede ser elevado. Sin embargo, el importe de las multas por ITV puede costarte desde 200 hasta 500 euros y vendrá acompañado de otras sanciones que limitarán tu conducción de manera importante. Dejando a un lado razones económicas, circular con un automóvil en estas condiciones supone un riesgo para ti y para los que te rodean: el 6% de los accidentes mortales en nuestras carreteras están relacionados con fallos de tipo técnico que una inspección a tiempo hubiese detectado. Por otra parte, independientemente de la gravedad de un eventual accidente, es posible que tu aseguradora se niegue a darte cobertura si la ITV de tu vehículo está caducada, y que tu imprudencia pueda acarrearte graves problemas a nivel legal.



Cómo y dónde puedes ser multado

¿Cómo puedo saber si tengo multas de tráfico? La DGT pone hoy en día a tu disposición varios canales para consultar las sanciones que has podido recibir durante los últimos años. Si al ver tus multas de tráfico encuentras entre ellas algunas por un valor de 200 o 500 euros, es muy posible que se deban a que has sido cazado conduciendo un vehículo que no ha pasado la ITV. Ponerte al volante de un automóvil que no cumple con todos los requerimientos técnicos impuestos por Tráfico no solo te expone a recibir estas multas de tráfico, sino que además supone una grave irresponsabilidad, ya que pone en peligro tanto tu vida como la de los conductores que circulan a tu alrededor. Hoy en día es posible ser sancionado por este motivo incluso sin que un agente te haya parado en carretera. Las cámaras de vigilancia de la DGT toman fotografías aleatoriamente de los coches en circulación y comprueba los números de matrícula utilizando la información proporcionada por las estaciones de ITV. El importe de estas multas por matrícula, al igual que el de las sanciones que un agente puede interponerte en carretera, varía dependiendo de varios factores. Cuando hablamos de multas por ITV, hay que tener en cuenta que estas pueden haber sido interpuestas por distintos tipos de infracciones, teniendo cada una de ellas un importe distinto.

  • Conducir con la ITV caducada: 200 euros. Es decir, no has acudido a tu última inspección técnica. En el caso de que la multa sea interpuesta por un agente, te será retirado inmediatamente el permiso de circulación, y se te entregará un volante para que acudas a pasar la inspección durante los próximos 10 días.
  • Conducir cuando la ITV ha resultado desfavorable: 200 euros. Se considera que la inspección técnica ha sido desfavorable cuando durante ella se han detectado defectos graves en tu coche. Estos desperfectos deben ser reparados en un máximo de dos meses, y a continuación de es obligatorio volver a la misma estación de ITV para pasar de nuevo la inspección.
  • Conducir cuando la ITV ha sido negativa: 500 euros. El resultado de la ITV es negativo cuando el vehículo sufre defectos muy graves. De hecho, el vehículo ni siquiera estará autorizado para abandonar la estación por sí mismo, y será necesario utilizar una grúa. Una vez reparados los daños, deberás volver a la misma estación.


¿Cuánto pueden reclamarme por conducir sin la ITV?

Además, si tienes multas por ITV, en el momento en que pases la inspección deberás informar de ello a la Jefatura Provincial de Tráfico; de lo contrario, podría tramitarse la baja de tu coche. Por otra parte, ten en cuenta que el pago de las multas de tráfico no será el único problema al que tendrás que hacer frente si conduces tu coche sin haber pasado la ITV. Si sufres un accidente, es posible que tu compañía aseguradora se niegue a hacerse cargo de los gastos relacionados con la reparación de tu vehículo. En cuanto a los daños que hayamos provocado a terceros, la aseguradora sí los asumirá en un principio pero, si se demuestra que el siniestro ha sido provocado por algún desperfecto de tu coche que la ITV hubiese detectado, reclamará a continuación el importe correspondiente a al titular, el tomador del seguro y el conductor. Si sumas el total de estos gastos al importe de las multas de tráfico, el desembolso final por tu parte puede ser desorbitante. Y no olvides que, a pesar de que tu vehículo se encuentre recluido en tu garaje y no lo cojas nunca, este debe pasar igualmente la inspección técnica. En el caso de que su nivel de deterioro sea tan alto que no puedas circular con él, deberás solicitar los servicios de una grúa para acudir a tu estación más cercana. Por otra parte, si estás convencido de que no deseas volver a utilizar este vehículo, pasar la ITV y asumir sus reparaciones carece de sentido, y quizá te sea más conveniente acudir a las oficinas de la DGT y solicitar la baja voluntaria del mismo. O mejor aún, vender tu automóvil a compramostucoche.es y obtener un beneficio por él. Nos interesamos por vehículos en cualquier estado, incluso si no han pasado la ITV. Prueba ya nuestra herramienta de tasación online y descubre cuánto puedes ganar por la venta de tu coche.


Tasación de coches GRATUITA
Tasar tu coche ahora: