¿Dónde se pagan las multas de tráfico? Te damos las claves


Si te estás preguntando dónde se pagan las multas de tráfico, la respuesta dependerá de qué organismo te haya impuesto la sanción y de la forma en la que se te ha notificado la misma. Eso sí, en cualquiera de los casos dispondrás de dos vías para el pago de las multas de tráfico, la digital, a través de internet y la física a través de distintos bancos y cajas, así como del pago directo en el caso, por ejemplo, de las multas de zona azul. A continuación te damos toda la información.


Saber dónde se pagan las multas de tráfico no entraña demasiada dificultad, puesto que la Dirección General de Tráfico y el resto de organismos con competencias sancionadoras en materia de tráfico son bastante explícitos y claros a este respecto. Si se quiere pagar multas por internet, en la Sede Electrónica de la DGT disponemos de toda la información para abonar el importe de la sanción con nuestra tarjeta de crédito o de débito y obtener un recibo virtual de que el pago ha sido efectuado. Además disponen de un teléfono de atención al cliente para la asistencia ante cualquier error o problema que pueda producirse. Lo más importante que debe tenerse en cuenta es que la sanción debe estar en período voluntario para poder ser abonada por esta vía. Si, por el contrario, preferimos el pago presencial, podemos hacerlo en distintas entidades en función de la autoridad que nos haya impuesto la multa. En el caso de la DGT, las opciones se resumen en cualquiera de las oficinas de correo y las sucursales del Banco Santander.



Multas de tráfico y sus precios

Los distintos importes de las multas de tráfico se estipulan en función de la gravedad de la sanción. Existen tres grupos:

  • Muy graves. Se sancionan con 500 euros y una retirada de puntos que va desde los cuatro a los seis.

    • ✓ Conducir con una tasa de alcohol en sangre superior a 0,50 mg/litro o con 2,25 mg/litro de aire espirado. En el caso de los conductores profesionales y los noveles, los valores son más bajos: 0,30 mg/litro de sangre o 0,15 mg/litro de aire espirado.
      ✓ Conducir bajo los efectos de las drogas estupefacientes.
      ✓ Conducir de forma calificada como temeraria, circular en dirección contraria o participar en carreras ilegales.
      ✓ Conducir cuando se carece de la autorización administrativa correspondiente.
      ✓ Conducir un vehículo cuyas condiciones técnicas ponen en serio peligro la seguridad vial.
      ✓ Conducir vehículos dotados de mecanismos de inhibición o de detección de radares.
      ✓ Alterar el tacógrafo o el limitador de velocidad.
      ✓ Exceder en más de la mitad los tiempos reglamentarios de conducción o reducir en más de la mitad las pausas, fijados ambos en la legislación sobre transporte terrestre.

  • Graves. Castigadas con 200 euros y la retirada de entre tres y cuatro puntos.

    • ✓ No respetar la prioridad de paso, los semáforos en rojo, las señales de stop o ceda el paso.
      ✓ Efectuar desplazamientos no permitidos o que pongan en peligro o entorpezcan a los ciclistas.
      ✓ Circular marcha atrás en autopista o autovía.
      ✓ No respetar las indicaciones de los agentes que regulan el tráfico.
      ✓ Arrojar a la vía, o en zonas circundantes, objetos que puedan producir incendios o accidentes, o que puedan obstaculizar el tránsito.
      ✓ No respetar la distancia de seguridad.
      ✓ Efectuar un cambio de sentido en zonas prohibidas
      ✓ Conducir manejando manualmente el teléfono móvil o el navegador, utilizando auriculares o cualquier otro aparato o dispositivo que pueda mermar la atención.
      ✓ No llevar puesto el cinturón de seguridad o el casco, no usar los sistemas de retención infantil o demás elementos de protección.

  • Leves. Son multas de 100 euros que no conllevan la retirada de puntos. En general, son todas las infracciones no englobadas en las dos categorías anteriores, como el hecho de que los usuarios de bicicletas no usen las prendas y demás elementos reflectantes, por ejemplo.
Pasamos ahora a abordar la cuestión que se planteaba en un principio, dónde se pagan las multas de tráfico.


Cómo pagar las multas de tráfico de los distintos organismos

Para saber dónde pagar las multas de tráfico, deberás tener claro en primer lugar qué organismo te ha sancionado, algo que puedes consultar en la notificación de la multa. Si se trata de la Dirección General de Tráfico, las vías para abonar el importe de la sanción son cuatro:

    ✓ A través de internet
    ✓ Por medio de una llamada telefónica al número 060
    ✓ En las oficinas de la red de correos
    ✓ En las sucursales del Banco Santander
En el caso de que hayas sido multado por un organismo distinto, como el Departamento de Tráfico del Gobierno Vasco, el Servicio Catalán de Tráfico o los Ayuntamientos, la cuestión es más compleja, puesto que cada uno de ellos establece unas vías diferentes de pago. Incluso un mismo tipo de sanción puede contar con distintos cauces para su abono. Es lo que ocurre con los lugares donde se pagan multas de aparcamiento. Si la multa es de zona azul, puede pagarse directamente en los parquímetros, pero si es de otro tipo, debe satisfacerse por vías distintas. Lo mejor en estos casos es leer detenidamente la multa y ponerse en contacto con la autoridad sancionadora en caso de que queden dudas.

Hemos resuelto la cuestión de dónde se pagan las multas de tráfico, pero quizá en tu caso la sanción ha sido injustamente impuesta y quieres saber cómo recurrir tu multa. Te indicamos, en el siguiente punto, qué pasos deben seguirse.


¿Y si no queremos pagar? ¿Qué opciones existen?

Si sabes donde se pagan las multas de tráfico pero no quieres hacerlo porque crees que no hay motivos para que se te haya sancionado, lo primero que debes hacer es presentar alegaciones dentro del período de 20 días naturales tras la notificación. Deberás recopilar toda la documentación necesaria en función del tipo de infracción. En el caso de querer recurrir una multa de radar, deberás solicitar distintos datos sobre el cinemómetro, como el resguardo de haber pasado su revisión anual o el número de antena del aparato en el que está instalado. También es importante que revises la foto que se te ha hecho y que compruebes que tu vehículo puede ser identificado sin dudas de ningún tipo. Si lo que buscas es recurrir una multa de aparacamiento, las alegaciones más comunes son que el coche estaba parado y no estacionado o que la señalización no era correcta.

Tras presentar las alegaciones, llegará la respuesta del organismo pertinente. Si se reafirma en la decisión de multarte, te quedará la vía judicial y deberás sopesar si te compensa iniciar este proceso.

Tasación de coches GRATUITA
Nuestras filiales:
Tasar tu coche ahora: