Hazlo tú mismo: 10 sencillos trucos para cuidar tu coche de forma adecuada

Si eres un verdadero amante de los coches, estos 10 trucos te permitirán no solo ahorrar tiempo y dinero, sino también ayudar a respetar el medio ambiente.

12.04.2018

Cuidando el coche

Lo que muchos conductores desean, simplemente, es poder cuidar sus vehículos de forma sencilla sin que ello suponga un gran desembolso de dinero. Los más aficionados tienden a cuidar su vehículo más allá de las dos limpiezas anuales en profundidad que se suelen hacer de media. Para mantener un coche en condiciones óptimas, sin embargo, no es necesario acudir a especialistas o gastarse mucho dinero en los materiales de limpieza. Basta con saber qué usar.

Aprende cómo mantener tu coche en condiciones óptimas de un modo simple y barato:

    Limpieza interior:

  • Cabina interior
  • Fundas de los asientos
  • Aire acondicionado
  • Cuidar asientos de cuero
  • Desodorizar el interior

    Limpieza exterior

  • Cambiar las escobillas del limpiaparabrisas
  • Parabrisas
  • Golpes y salpicaduras
  • Cuidado del barniz
  • Llantas y tapacubos

1. Utiliza productos para la limpieza exterior que respeten el medio ambiente

Aspirar y limpiar en húmedo son las piedras angulares de la limpieza interior. En el mercado podemos encontrar innumerables productos desarrollados especialmente para la tapicería o la limpieza de la cabina del vehículo. Sin embargo, muchos de ellos usan compuestos químicos, por lo que dañarás el medio ambiente y, además, gastarás más dinero, ya que son más caros que la media. La mayoría de productos contienen detergentes fuertes que, mal usados, pueden dañar la tapicería. Una alternativa es usar un champú suave para el cabello y un poco de agua, cepillar las manchas de forma cuidadosa y secar bien el restante.

Hay que tener especial cuidado con las manchas de leche. Antes de la limpieza en húmedo, usa una aspiradora especial para eliminar los restos, de las que hay en las estaciones de servicio. Utiliza solo agua fría, ya que la leche se espesa con el agua tibia y frota suavemente sobre la mancha.

2. Usa granos de café para combatir los malos olores

Granos de café para eliminar el mal olor

Los remedios caseros son una buena alternativa para neutralizar los malos olores de dentro del vehículo. Una forma de hacerlo es colocar un tarro con granos de café dentro del coche durante toda la noche. Los granos de café absorben la humedad y neutraliza los olores, aunque no tiene por qué ser solo café: el arroz o la harina también funcionan.

3. Limpia a fondo del aire acondicionado y del sistema de ventilación

Las grietas angostas y estrechas, como las del aire acondicionado, son a menudo un problema a la hora de limpiar el interior del automóvil. Quitar el polvo aquí con un trapo normal y corriente es casi imposible, por lo que conviene mejor usar un cepillo de espuma, preferiblemente un modelo estrecho, para quitar el polvo en las grietas del sistema de ventilación.

4. Remedios caseros para que el cuero viejo brille como uno nuevo

Hay opiniones muy diferentes sobre la forma más efectiva para limpiar los asientos de cuero, especialmente entre los entusiastas de los automóviles. No en vano, el cuero es una de las áreas más delicadas del automóvil.

Si quieres que tus asientos de cuero se mantengan suaves, flexibles y limpios durante más tiempo, lo ideal es cuidarlos a intervalos semestrales. Muchos conductores se decantan por los remedios caseros, como utilizar lavavajillas, loción para bebés, aceite de oliva o aceite de ricino. Los especialistas, por otro lado, ofrecen una amplia gama de productos especiales para cada tipo y color de piel. Antes de todo, asegúrate de cepillar bien la piel antes de aplicar el producto que hayas escogido. Aplica solamente un poco de líquido en un algodón y luego limpia la piel cuidadosamente, dejando que se seque por sí sola.

Las manchas superficiales en los asientos pueden limpiarse con un paño húmedo, pero en el caso de manchas más difíciles, como de grasa o chicle, lo mejor es consultar a un especialista.

5. Grafito para los limpiaparabrisas antiguos

Grafito para el parabrisas

Un simple grafito es lo que necesitas, que puedes comprar como carbón negro en polvo en una ferretería por unos 5 €. En comparación con las nuevas escobillas limpiadoras, que están disponibles desde unos 30 €, esta inversión merece muchísimo más la pena. Aplica el grafito a una toallita y frota la goma de las hojas del limpiaparabrisas con ella. El grafito hace que las hojas vuelvan a ser flexibles y que funcionen como el primer día.

6. Eficacia ante los parabrisas con manchas difíciles

Rayas de suciedad en el parabrisas

Esas rayas de suciedad que deja el parabrisas y que son tan complicadas de eliminar se pueden quitar, por ejemplo, con líquido anticongelante. Este producto es eficaz contra la resina de árboles, el polen, los excrementos de pájaros, insectos y mucho más. Sin embargo, el líquido anticongelante solo debería usarse como emergencia y no con demasiada frecuencia, ya que contiene multitud de productos químicos y, aunque no sean explícitamente tóxicos, sí que contaminan el medio ambiente.

7. Cepillo y pasta de dientes para los pequeños detalles

¿Ya has intentado todos los remedios pero aun así no consigues deshacerte de la suciedad? Prueba entonces a usar pasta de dientes, distribuyéndola uniformemente con un paño húmedo sobre el plástico de los faros. Déjala actuar durante unos minutos y retira la pasta. Los faros de tu coche volverán a brillar como nuevos.

Este truco solo funciona con nuevos faros de plástico. Los focos de cristal se limpian mejor con líquido limpiacristales, por ejemplo.

Con un cepillo de dientes viejo, puedes limpiar áreas mal accesibles en el interior y el exterior del coche, como las llantas o los tapacubos.

8. Primeros auxilios para pequeños daños

Si el parabrisas tiene muescas, principalmente por piedras que han saltado al cristal, no hay más remedio que ir al taller más cercano. Para evitar daños mayores hasta que un profesional lo arregle, lo mejor es asegurar estos daños con cinta adhesiva resistente, evitando así que no entre agua y la formación de grietas de mayor magnitud.

9. La limpieza exterior no tiene que ser costosa

Pequeños desperfectos en el parabrisas

Lavar el coche en España es algo accesible para todos los bolsillos (de 3 a 5 € en un lavadero automático o entre 20 y 30 € si lo hace un profesional), pero dedicar algo de tiempo a lavar el coche puede ser más ventajoso para ti, ya que con solo un poco de jabón podrás limpiar el coche de manera rápida y segura. Un simple jabón de manos es más que efectivo, ya que es mucho menos concentrado que muchos otros agentes de limpieza y, por lo tanto, protege mejor la pintura.

Hay que prestar especial atención a los puntos de acceso, ya que son las partes más sucias del vehículo. Para limpiarlos lo mejor es usar detergente diluido en agua, que disolverá la grasa y la suciedad sin atacar la pintura.

Los excrementos de pájaros a menudo son muy difíciles de eliminar, por lo que es conveniente suavizar las heces antes de limpiar con paños húmedos, usando por ejemplo toallitas para el cuidado del bebé. El producto antical usado para las máquinas de café ayuda contra los depósitos de cal. Aplícalo suavemente y deja que trabaje durante unos minutos, y luego simplemente retira la cal disuelta.

10. Mantener firme la goma de las puertas

Para mantener la goma en las puertas de tu vehículo apretada y flexible, lo mejor es aplicar un poco grasa de caballo o venado, que podrás encontrar en zapaterías. Este truco también funciona con vaselina, la cual es también una aliada de lo más útil en las heladas. Como resultado, las puertas del coche se mantendrán selladas y resguardarán mejor el interior del ruido y la humedad.

Un vehículo que se mantiene y se limpia adecuadamente conservará mejor su valor y vivirá durante más tiempo.

Nuestros servicios