Mantenimiento de un coche híbrido

Desde hace algunos años, los híbridos se han convertido en la opción favorita de aquellos que buscan aunar lo más ecológico dentro del mercado y las últimas novedades tecnológicas. Pero las preguntas surgen y también el escepticismo en torno a ellos, especialmente en lo relacionado con su mantenimiento.

11.12.2018

Coches híbridos
Tasación de coche gratis en un solo paso

1. ¿En qué consiste el mantenimiento de un coche híbrido?

Al igual que cualquier tipo de vehículo, los coches de tecnología híbrida también necesitan cierto mantenimiento, tanto cotidiano como anual, para mantener sus características y prestaciones a punto durante el mayor tiempo posible.

Sin embargo, los coches híbridos cuentan con una mecánica mucho más simple que la de un vehículo tradicional de carburante, por lo que ello se traduce en una menor inversión en cuanto a mantenimiento y en un porcentaje más bajo de averías.

2. Coste de mantenimiento de un coche híbrido

Un factor en el que la mayoría de usuarios y asociaciones coinciden es el poco mantenimiento que requieren, y por consiguiente la reducción que supone para el bolsillo del consumidor. Pero ¿a qué se debe esto? ¿Cómo es posible que un vehículo de mecánica dual gaste menos?

Los vehículos híbridos siguen contando con un motor térmico, que se usa como propulsor la mayor parte del tiempo, mientras que el eléctrico es usado en determinadas circunstancias. Es por eso que la mecánica del híbrido es bastante parecida a la de un coche normal, con el depósito, la caja de cambios, etc. Sin embargo, el motor alternativo eléctrico supone un ahorro directo en carburante.

Por otra parte, no todos los vehículos híbridos funcionan de la misma forma. En la actualidad existen dos tipos principales de híbridos: los híbridos enchufables y los híbridos puros. Los híbridos enchufables disfrutan de una autonomía mayor, mientras que los puros recuperan la energía cinética de las frenadas y la transforman en energía eléctrica, de la que se nutre el motor, y por eso cuentan con una autonomía prácticamente inexistente. El motor eléctrico trabaja simplemente como mero soporte del de combustible.

Los gastos anuales de un coche híbrido son, por ende, mucho menores que los de un coche de combustible normal, ya que la mecánica es también más sencilla y las pertinentes visitas al taller se reducen. Al no contar con elementos tales como las correas de distribución, los problemas comunes se reducen. Simplemente necesitan el mismo tipo de mantenimiento, además de periódicos cambios de filtros de aire y aceite, pero con una regularidad mucho más baja.

3. ¿Cuánto gasta un coche híbrido?

Definitivamente, un coche híbrido gasta bastante menos, por lo que el ahorro es patente. Un vehículo híbrido puro puede ahorrar hasta un 25 % más y un híbrido enchufable en torno al 50 %.

Una de las mayores cuestiones que surgen es acerca de cómo cargar un coche híbrido. Los vehículos híbridos que necesitan carga, normalmente solo cuentan con la batería cargada entre un 40 %y un 60 %, ya que no se recomienda cargarlas totalmente. En cuanto al lugar, pueden ser cargados en el propio garaje mediante un punto de recarga, cuyo precio puede variar según el modelo de vehículo.

4. Conclusión

Los coches híbridos son una alternativa eficiente, discreta y responsable si buscas una forma de moverte por la ciudad o en distancias medias, ya que suponen un ahorro considerable en comparación con otros modelos y, además, cuentan con ventajas fiscales. En cuanto al mantenimiento del coche híbrido, este es también más sencillo y barato, y sin duda compensa más a la larga.