Ventajas y desventajas de los coches eléctricos

Los coches eléctricos son el futuro de la tecnología automovilística, en un mundo que empieza a ser consciente de la necesidad de apostar por la movilidad sostenible. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce. Aquí te desvelamos los pros y los contras de los eléctricos, que seguramente nunca imaginaste.

06.12.2018

WLAN nachrüsten

1. Las ventajas y desventajas de los coches eléctricos

En los últimos años, el avance y la integración de los coches eléctricos en la sociedad actual ha marcado el panorama automovilístico nacional e internacional. Los consumidores europeos son cada vez más conscientes de las limitaciones que presentan los coches de combustibles tradicionales y buscan mejorar la calidad de la conducción, la cual cada vez vive más restricciones gubernamentales.

Los coches híbridos y eléctricos son, hasta día de hoy, la única opción clara y ecológica. Pero estos vehículos también presentan sus desventajas. Hoy nos centraremos en analizar las ventajas y desventajas de los coches eléctricos, ya que cada vez más españoles se lanzan a probarlos.

2. Ventajas del coche eléctrico

  • Respetan el medio ambiente

Los coches eléctricos son bien conocidos por emitir 0 gases contaminantes y de efecto invernadero a la atmósfera. Son vehículos que no necesitan de ningún tipo de combustible para funcionar, ya que es suficiente con la carga de las baterías.

  • Son poco ruidosos

Pocas veces se precisa que la contaminación acústica es uno de los grandes problemas en las urbes. A este caso, el coche eléctrico es mucho menos ruidoso que los de gasolina, con lo cual es una ventaja añadida para aquellos más concienciados con la calidad de vida en las grandes ciudades.

  • Son más baratos

En comparación con los vehículos de carburante tradicional, los coches eléctricos son más baratos de mantener, ya que al contar con una mecánica menos complicada sufren menos averías. A la hora de equipararlos en cuanto a gastos de consumo, los coches eléctricos también presentan más ventajas que los de gasolina o diésel. El consumo es mucho menor, en torno a 1 euro cada 100 km, una gran diferencia respecto al precio en alza de los carburantes tradicionales.

  • La póliza del seguro sale más barata

Las aseguradoras también son conscientes de los menores inconvenientes de los coches eléctricos, por lo que a la hora de contratar el seguro saldrá más a cuenta.

  • Más eficiencia, menor consumo y mayor ahorro

En definitiva, las principales ventajas que catapultan al coche eléctrico hasta la mejor alternativa actual dentro del mercado son su fiabilidad (sus motor simple impide que se produzcan averías de gravedad), su bajo consumo (sale más rentable tanto en el pago de impuestos como en la conducción diaria) y su ventajosa posición respecto a las políticas medioambientales actuales (pueden circular sin temor a las restricciones).

3. Desventajas de los coches eléctricos

  • Poca autonomía

Es, quizás, la mayor desventaja de este tipo de vehículos en comparación con los híbridos y los de motor de combustión. A pesar de que han mejorado bastante, la batería de los vehículos eléctricos solo permite recorrer un cierto número de kilómetros (de 150 a alrededor de 450 km, según el vehículo). Además, el coche necesita de ciertas horas de carga, por lo que no puede ser usado de inmediato como los vehículos de gasolina o diésel.

  • Red de puntos de recarga inadecuada

Es uno de los principales problemas a los que se enfrentan los consumidores, pues España es uno de los países con menos puntos de recarga de toda la UE. Estos puntos de recarga suelen estar ubicados en estaciones de servicio o en ciertos lugares adecuados, pero aun así hay tramos en los que es complicado encontrarlos.

  • Menos potencia en la conducción

Este punto es el que resulta menos atrayente de los coches eléctricos y sus ventajas y desventajas para aquellos aficionados a la velocidad. Sin duda, un coche eléctrico no tiene la potencia ni el motor para alcanzar las revoluciones propias para conseguir la velocidad de un motor convencional.

  • Alto precio de las baterías

Aunque esta clase de vehículos se caracteriza por su alta funcionalidad y fiabilidad, uno de los problemas de los coches eléctricos son las baterías que usan son elementos muy caros, por lo que en caso de avería o degradación, hay que prepararse mentalmente para desembolsar más de 1.000 € en el mejor de los casos. Una batería dura una media de entre 7 y 10 años, por lo que es un gasto a tener en cuenta. Algunas marcas, como Renault, han empezado a vender sus modelos eléctricos sin la batería incluída en el precio o con la posibilidad de alquilarla, lo cual es bastante conveniente según para qué bolsillos.

  • Sí que contaminan

Si bien es cierto que son los modelos actuales que menos contaminan (con una tasa de 0 emisiones), la energía eléctrica que usan, y su consecuente producción, sí que contaminan. Los coches eléctricos nunca llegarán al nivel de los de motor de combustión, pero aún no son lo 100 % ecoresponsables que podrían ser.

4. Conclusión

En resumen, a pesar de las ventajas e inconvenientes de los coches eléctricos, a día de hoy siguen siendo una de las mejores opciones del mercado como alternativa con mayor perspectiva de futuro, junto quizás los coches híbridos.

Además, en un mundo donde el cambio climático, las normativas anticontaminación y las medidas que se están tomando para frenar en la medida de lo posible sus efectos, el mundo del motor es en en gran medida responsable, por lo que actuar y decidir con sentido común nos incumbe a todos.


Artículos más leídos

Nuestros servicios