¿Qué es mejor, el diésel o la gasolina?

La pregunta del millón en los tiempos actuales, ¿qué tipo de combustible es mejor? La polémica con el diésel y las restricciones contaminantes en las grandes ciudades parecen indicar que este se lleva la peor parte. Pero ¿es eso cierto? En compramostucoche.es hemos indagado en el tema para poder ofrecerte una visión objetiva y lógica del asunto.

30.11.2018

Gasolinera

1. Coche diésel o gasolina: la eterna elección

El debate sobre los coches de diésel y los de gasolina lleva acaparando titulares desde hace algunos años, principalmente a raíz del escándalo provocado por las emisiones ilegales y por las medidas para reducir la polución en las grandes ciudades. En relación a esto, miles de usuarios se han visto en la necesidad de cambiar sus coches por otros menos contaminantes, pero otros muchos, por diversas circunstancias, aún tienen que contar con los clásicos de diésel y gasolina.

Desde hace una década, los vehículos de diésel han ido ganando la batalla a los de gasolina, ya que mejoraron su rendimiento y atrás quedaron esos molestos ruidos y humos. Los diésel se consolidaron como la alternativa más popular durante años, llegando a acaparar en el año 2012 el 70 % de las nuevas matriculaciones en España. Sin embargo, la tendencia comenzó a invertirse a partir de 2015, cuándo la opinión pública, especialmente a raíz del escándalo de las emisiones, empezó a desvalorizar al diésel, el cual pasó a perder popularidad de forma algo alarmante.

La comparativa en cuanto a contaminación entre diésel y gasolina ha sido desde entonces el gran punto de debate y de desencuentro, ya que el diésel sigue ofreciendo algunas ventajas superiores a otros combustibles. Pero ¿qué contamina más,la gasolina o el diésel? Sin duda, el diésel está en el centro de la polémica por esa cuestión, pero ambos contaminan bastante y, a la larga, las diferencias se difuminan.

2. Ventajas e inconvenientes de la gasolina y el diésel

A parte de las cuestiones medioambientales, la mayoría de usuarios siempre se acaba decantando por la alternativa más económica para su bolsillo. También es muy importante observar las necesidades de cada persona, ya que en función del consumo, del kilometraje y del tipo de uso que se le haga al vehículo será más fácil elegir entre uno de ambos.

Diésel

Ventajas:

  • Es más económico
  • Menos consumo por kilómetros recorridos
  • Más durabilidad
  • Los vehículos son más eficientes que los de gasolina dada su mayor capacidad de arrastre

Inconvenientes:

  • El precio de un coche diésel es más elevado
  • El mantenimiento de un coche diésel es mayor
  • Son motores más lentos y pesados, además son más ruidosos
  • Las reparaciones son más costosas de media que las de un coche de gasolina

Gasolina

Ventajas:

  • Las averías son más baratas que las averías de un coche de diésel
  • El precio del coche es más bajo
  • Su peso es más ligero
  • Son muchos menos ruidosos que los coches de diésel

Inconvenientes:

  • Consumo y energía más elevado que el diésel
  • Es menos recomendable para viajes largos
  • Peor motor para el ámbito urbano y para coches pesados
  • Combustible más incendiable

Esta comparativa entre el diésel y la gasolina eleva aún más la cuestión: ¿qué compensa más? A la larga ninguna alternativa, ya que echando una simple mirada al panorama nacional, es fácil advertir que el futuro reside en la movilidad sostenible. Los vehículos eléctricos e híbridos son la inversión más segura a largo plazo, pero quizás aún falten algunas décadas para su completa integración en la sociedad.

Sin embargo, la última novedad al respecto que más llama la atención es la anunciada recientemente por el gobierno español, cuya intención es prohibir la circulación de coches de diésel a partir del año 2025. Esta medida, junto a la caída en las ventas a finales del 2017, ha calado entre los usuarios, que ya empiezan a dudar del futuro que viene.

3. Conclusión

Dadas las circunstancias, cabría aconsejar que un coche de gasolina es más rentable a corto plazo, ya que las principales sanciones han caído sobre los vehículos de diésel. El diésel y la gasolina en consumo, precios y prestaciones son parecidos, por lo que hay que observar otros detalles de mayor importancia: ¿qué restricciones al tráfico hay en tu ciudad? ¿Cuánto subirán los impuestos a los vehículos de diésel y gasolina? ¿Podrás luego deshacerte de tu coche fácilmente?

Las ventajas e inconvenientes del motor diésel y del de gasolina siempre han estado presentes, pero el momento actual obliga a ampliar el campo de visión.


Artículos más leídos

Nuestros servicios