Cómo saber el modelo de mi coche por el número de bastidor

La compra de coches de segunda mano es una fuente inagotable de gangas así como de estafas. Para evitar esto, es conveniente usar la información que provee el número de bastidor del vehículo.

04.12.2018

WLAN nachrüsten

Adquirir un coche en un concesionario es siempre una inversión segura, ya que uno cuenta con las garantías que ofrece la casa y puede esperar la mayor calidad posible. En el caso de adquirir un coche de segunda mano, te arriesgas a confiar únicamente en la palabra del propietario, pero por suerte, el VIN o número de bastidor sirve de ayuda en estas situaciones. Cómo saber el modelo de tu coche por el número de bastidor será de vital importancia para estos casos.

1. ¿Qué es el VIN o número de bastidor?

De la misma forma que los móviles poseen un identificador único conocido como IMEI, el cual es útil por ejemplo en caso de robo, desde 1981 todos los coches están obligados a llevar un código semejante al IMEI. Antes de ese año, no existía ninguna norma general y estandarizada para esta clase de códigos, de modo que cada fabricante utilizaba distintos formatos.

Estamos hablando del VIN o número de bastidor. Este es el número que identifica a cada vehículo, gracias al cual es posible obtener una gran cantidad de datos del automóvil. Toda esta información puede ser consultada por cualquiera, tanto en España como en muchos países de Europa.

2. ¿Qué datos relevantes nos aporta el VIN?

El número de bastidor puede aportarnos una gran cantidad de datos del vehículo, tanto técnicos como, por ejemplo, el país de procedencia del coche o información sobre el fabricante. Debido a esto, los ladrones de coches siempre intentarán borrar este código para así sustituirlo por el de coche que se encuentre registrado bajo la legalidad vigente. Es por esto que es necesario contrastar los datos que nos aporta el VIN para así evitar sufrir un fraude.

Pero, ¿cuáles son exactamente esos datos que nos aporta el VIN? Por enumerar algunos, podríamos destacar:

  • cada accidente que haya podido sufrir el coche,
  • cada inspección,
  • cualquier cambio de titular,
  • si se ha solicitado un crédito bancario para su adquisición,
  • la matrícula,
  • el modelo.

Todos estos datos y más son los que nos ofrece el VIN, pero para conocerlos, primero debemos descifrar el código.

3. La importancia de conocer el VIN

Si estás pensando en adquirir un coche de segunda mano, conocer el número de bastidor y verificar que concuerda con los registros del vehículo debería ser una tarea obligatoria. En caso de que este número resulte ilegible o tenga signos evidentes de que hay alguien lo ha cambiado, significaría que ese coche ha sido robado y se le ha colocado el VIN de otro automóvil que si está en regla. Por este motivo, solicitar el número de bastidor debería ser una de las primeras cosas que debes exigirle al vendedor.

4. ¿Dónde descifrar la información del código VIN? ¿Cómo saber el modelo de mi coche por el número de bastidor

A pesar de que el código VIN ofrezca tantos datos, uno de los principales problemas que presentaba en su momento era que toda esa información necesitaba ser sintetizada, ordenada y clasificada, de manera que aquellos clientes que desearan conocerla pudieran hacerlo sin mayor problema ni dificultad. Este empezó a ser solucionado desde 2007 en toda Europa. CARFAX fue la encargada de realizar esta tarea, traduciendo al castellano los datos de, al menos, 22 países y sus respectivas lenguas.

Para aquellos que quieran aprender cómo saber el modelo de su coche por el número de bastidor entre otros datos, lo único que hay que hacer es ir a la web de CARFAX e introducir el VIN en el recuadro de búsqueda habilitado específicamente para comprobar el número de bastidor gratis. Este servicio nos revelará datos como información de importación, mantenimiento y reparaciones, posibles robos, kilometraje, deudas que pueda tener el coche a sus espalda, entre muchos otros.

5. Dónde está el número de bastidor y cómo entender su composición

El VIN o número de bastidor puede estar ubicado en distintas partes del vehículo, pero lo más habitual es encontrar este código en la placa de características. Esta placa se sitúa generalmente en la parte interior de la pared frontal, bien cerca de la puerta del piloto o en el escalón de entrada de esta misma puerta. En caso de no localizarlo en ninguno de estos lugares, lo mejor será consultar al fabricante.

Para entender la etimología del VIN deberemos prestar atención principalmente a tres partes del código:

WMI

  • Este código se emplea para reconocer al fabricante. Compuesto por tres caracteres que pueden ser cifras o letras, es asignado por la entidad correspondiente del país en el que el fabricante tenga su sede, según estipula la Organización Internacional de Normalización.

VDS

  • Esta parte del número de bastidor aporte seis caracteres, los cuales proporcionan una descripción general del vehículo, así como sus características. En esta ocasión, es el fabricante el que determina tanto los caracteres como su orden.

VIS

  • Llegamos a los últimos ocho caracteres del VIN. De estos ocho, los cuatro últimos son cifras. En el caso de que el fabricante desee indicar el año de fabricación y/o la fábrica, el estándar a seguir es indicar el año en la primera posición del número de bastidor y la fábrica en la segunda.

Ante la pregunta "¿qué es el VIN?", la respuesta más sencilla sería decir que es como el DNI del coche. Aporta una serie de datos únicos sobre eñ vehículo, como el número de revisiones y de propietarios. Además, la identificación del vehículo por el número de bastidor es muy útil en casos de robo. Para localizar el número de bastidor, hay que fijarse en la placa de características del vehículo.

En caso de así quererlo, los fabricantes están autorizados a separar cada una de las partes del WMI, VDS y VIS mediante caracteres, evitando usar los mismos caracteres que pueden aparecer en el VIN (números y letras mayúsculas). El número de bastidor en los documentos del vehículo debe aparecer en una sola línea continua sin espacios vacíos, lo que indica que la continuidad de las tres partes del VIN vistas anteriormente (WIM, VDS y VIS) no puede verse alterada. Además, debe adecuarse al estándar ISO 3779 (1983).

6. Conclusión

En España hay un gran mercado de compraventa de vehículos de segunda mano, y se pueden encontrar auténticas gangas. Aunque muchas veces, estas ofertas pueden parecer “demasiado buenas”, lo cual puede llevarnos a sospechar, aunque el vendedor nos dé su palabra. Para este tipo de situaciones, entre otras, se ideó el VIN o número de bastidor, y saber el modelo de su coche por el número de bastidor será esencial a la hora de realizar esta compra de segunda mano.

Gracias a este código alfanumérico, seremos capaces de conocer distintos datos sobre el coche y de saber si pesa alguna denuncia por robo sobre él. Con todos estos y otros datos, podremos comprobar e identificar el vehículo por el número de bastidor y nuestra compra de segunda mano será más fiable y satisfactoria.


Artículos más leídos

Nuestros servicios