Qué hacer en caso de accidente

Todos los días se producen accidentes de tráfico, así que has de estar preparado. Presta mucha atención a estos consejos que pueden salvarte la vida.

17.08.2018

Qué hacer en caso de accidente

Todos los años suceden cientos de accidentes en España. En algunos se producen heridos y en los peores casos la muerte de alguno de los ocupantes de los vehículos afectados. Es probable que, de una u otra manera, nos veamos involucrados en uno de estos desagradables acontecimientos, bien sea por ser testigos presenciales o por ser víctimas. Pero, ¿sabes qué hacer en caso de accidente? Te explicaremos cómo tienes que actuar en los diferentes casos en los que te puedes encontrar.

1. Qué hacer en caso de accidente sin heridos

Puede que te veas involucrado en un accidente sin heridos. Tal vez has tenido tú solo el percance o puede que también haya otros vehículos involucrados. En cualquiera de estos casos, lo primero que debes hacer es retirar el vehículo de la vía, siempre y cuando pueda continuar circulando. Hay que evitar que otros vehículos puedan golpearte y causar heridos donde no los había. Si no se puede retirar, apaga el motor de inmediato.

Después de apagar el motor, debes cerciorarte de que efectivamente todos los ocupantes de tu vehículo están bien. Una vez has descartado que hayan sufrido heridas de gravedad, debes señalizar correctamente el lugar del accidente. Para ello ponte siempre el chaleco reflectante, baja del vehículo y coloca los triángulos de señalización a unos 50 metros del vehículo por detrás. Si estás en un carril de doble sentido de circulación, sitúa el otro triángulo 50 metros por delante.

A continuación, inspecciona visualmente los daños para evaluar si el vehículo puede circular con normalidad y que no haya piezas con riesgo de desprendimiento. Sé precavido para evitar atropellamientos o maniobras bruscas de los demás conductores. Si no es posible continuar, avisa desde ahí a tu seguro para que envíe ayuda. Mientras tanto cumplimenta el parte amistoso con el otro conductor. Si hay piezas obstaculizando la calzada y no se puede retirar con seguridad, llama al 112 para que envíen ayuda. No entres a pie en la calzada poniendo en riesgo tu vida para retirarlos tú mismo.

2. Qué hacer en caso de accidente con heridos

En el caso de que haya heridos, hay que actuar de manera diferente y con prontitud. En este caso primará el auxilio a las víctimas. Por eso, aparta tu vehículo de la calzada, si es posible, apaga el motor, ponte el chaleco reflectante y llama inmediatamente al 112. Cuando llames se activará el protocolo de emergencias y enviarán ayuda de inmediato. Lo primero que te preguntarán es si hay heridos, cuántos, la gravedad, etc. Intenta mantener la calma y contesta a todas las preguntas de manera concisa, no añadas palabras ni explicaciones, a no ser que sean de vital importancia.

A la hora de socorrer lo mejor es no tocar. No se sabe los daños reales que puede sufrir la otra persona y moverla puede agravar el problema. En caso de que el herido haya perdido la conciencia, comprueba sus constantes vitales, intenta reanimarlo con unas palmaditas en la cara. También debes cerciorarte de que no haya nada que le esté oprimiendo el pecho y dificultando la respiración. Si no reacciona, tapa al herido para que no pierda el calor. Si está consciente, tranquilízale. Puedes decirle que la ayuda está en camino y que pronto llegará. Intenta por todos los medios que no se mueva.

Puede que no quede más remedio que moverlo para practicarle maniobras de reanimación. Hazlo siempre supervisado por los profesionales que están al otro lado del teléfono y tan solo si ellos te lo indican, y sabes hacerlo. No tomes la iniciativa sin más. No le administres medicamentos, no le des agua ni hagas nada para lo que no estés capacitado. En caso de que uno de los heridos sea motorista, jamás le quites el casco ni permitas que nadie lo haga.

Primeros auxilios en caso de accidente

Si finalmente te ves obligado a aplicar primeros auxilios debes estar tranquilo. Si te ves incapaz piensa en lo que sucederá si no lo intentas. Siempre es conveniente que te plantees hacer un curso de primeros auxilios, preferiblemente presencial. Si no te es posible, puedes optar por un curso online y si tampoco hay posibilidad de hacerlo, existen aplicaciones móviles que te pueden guiar. Descárgate una para llevarla siempre contigo.

Una de las posibilidades es que tengas que realizar una reanimación cardiopulmonar, RCP, si el herido entra en parada cardiorrespiratoria. Debes actuar de la manera que se indica a continuación:

Pasos para una reanimación cardiopulmonar

  1. Cerciórate de que el afectado realmente no respira o sufre una parada cardiaca. Acércate y tómale el pulso o comprueba si entra y sale aire de sus pulmones.
  2. Asegura la zona. Vigila que el afectado no se encuentre sobre objetos peligrosos que puedan causarle lesiones. Si es estrictamente necesario, muévelo y colócalo en una zona en la que no exista peligro de atropello, explosión...
  3. Coloca al herido en posición decúbito supino, sobre la espalda, con los brazos y las piernas alineados sobre el suelo, descúbrele el tórax.
  4. Empuja su cabeza hacia atrás y, al tiempo que sostienes una mano sobre su frente, tira del mentón hacia arriba. Asegúrate de que la vía aérea está abierta. Observa que la lengua o algún objeto no estén colapsando la entrada del aire. Si es así, retira ese objeto. Tápale la nariz e insufla aire, de manera que sus pulmones se llenen.
  5. Si la respiración se activa con este paso, coloca a la víctima de lado y no la abandones hasta que lleguen los servicios de emergencia. Comprueba que no deje de respirar nuevamente.
  6. Si además de no respirar, tampoco tiene pulso, arrodíllate junto a los hombros del herido y coloca las manos una sobre la otra, entrelazando los dedos. Ponlas sobre el pecho, entre los pezones y comprime unas 30 veces seguidas.
  7. Cada 30 compresiones, insufla aire 2 veces. Recuerda que has de tirar de la cabeza hacia atrás para que la boca quede abierta y las vías respiratorias libres. Coloca tu boca sobre la del herido sin dejar huecos y expulsa todo el aire. El pecho tiene que subir al hacer esta maniobra.
  8. Si no funciona la primera vez, no desistas. Repite una y otra vez hasta que lleguen los servicios de emergencias.

Si percibes que hay una hemorragia, aplica presión sobre la herida con una gasa estéril. Si no tienes una a mano utiliza una prenda de ropa. Si es una extremidad, además de lo dicho, haz un torniquete con tela o un cinturón. Si hay quemaduras, no apliques ninguna pomada ni crema, tan solo abundante agua fría, tras lo cual hay que taparlas con una gasa estéril.

3. Qué más hacer en caso de accidente con heridos

Lo primero que has de saber es que no socorrer a los heridos en caso de accidente se puede penar hasta con cárcel, así que huir es la peor opción, además de un acto deleznable.

Llama al número de teléfono 112 para comunicar la emergencia. Si no tienes batería, usa el smartphone de cualquier otra persona. Si tienes que usar el del herido, no te preocupes, todos los teléfonos pueden contactar con el 112 sin necesidad de desbloqueo y sin saldo.

Si ya está siendo debidamente socorrido y no tienes nada que aportar de valor, no te detengas. Esto creará una caravana que complicará la llegada de la ambulancia y otros servicios de emergencia al lugar.

Si no tienes botiquín, hazte con uno. En otros países es obligatorio y puede ser de gran ayuda si ocurre un accidente, especialmente si las heridas no son graves.

Ahora que ya sabes qué hacer en caso de accidente recuerda, toda precaución al volante es poca y la mejor solución es siempre evitar que se produzcan.


Artículos más leídos

Nuestros servicios