Como conducir con nieve de manera segura


Los neumáticos, los frenos y la suspensión son algunos de los elementos que debes revisar para garantizar el perfecto estado de mantenimiento de tu vehículo si vas a conducir con nieve. Además, el saber anticiparse es la habilidad que más te ayudará en la carretera en situaciones donde haya condiciones climatológicas adversas que limiten la capacidad técnica del automóvil. Y, como siempre, recuerda que la precaución al volante te librará de más de un problema. Consulta el parte metereológico antes de ponerte a los mandos de tu coche y revisa que las condiciones de tu vehículo son las adecuadas.


Aunque España no sea, en términos generales, un país de frío extremo, las diferentes condiciones geográficas de sus distintas zonas hacen que los desplazamientos en automóvil puedan suponer ciertos riesgos. De manera que es importante tener precaución a la hora de ponerse al volante en invierno y prestar mucha atención a los consejos básicos de seguridad que ofrecen los profesionales en el caso de tener que conducir con nieve. Y lo que siempre se debe hacer es consultar el parte meteorológico antes de comenzar un viaje e ir preparado para evitar casos como tener que conducir con nieve sin cadenas. En compramostucoche.es hemos reunido información variada para que conducir con nieve no sea un elemento ajeno para ti y para que puedas estar preparado en caso de que esto suceda. Lee con atención y, aunque parezca algo extremo, retrasa tu viaje para otro momento si las condiciones meteorológicas no son las más adecuadas.

Información básica para conducir con nieve

No hay que ser un experto conductor para poder conducir con nieve, pero sí es conveniente tener cierta información para saber como conducir bien en este tipo de situaciones donde la meteorología puede ponernos en dificultades frente al volante de nuestro auto ya que lo que suele pasar es que hay muchos conductores que no están acostumbrados a estas condiciones y se les puede hacer dificultoso llegar a conducir sin miedo

Los nervios pueden llevarnos a realizar maniobras bruscas que, en un caso extremo, podrían provocarnos un accidente. Por eso, lo más importante es saber anticiparse, poder decidir con tiempo qué maniobra debemos ejecutar. Conducir con suavidad, tanto en lo que hace referencia a la dirección, a la aceleración y al frenado, es un factor esencial que nos ayudará a realizar una conducción tranquila. Todo lo que se aleje de esta suavidad al volante podría provocar deslizamientos, inestabilidad en el automóvil y, en definitiva, una conducción poco segura. Uno de los errores que cometemos con más frecuencia cuando tenemos que conducir con nieve, es girar el volante en exceso, lo que puede llegar a provocar que nuestro coche realice un subviraje (tendencia a seguir rectos en curvas).

En el momento de arrancar el vehículo debes tener también algunas cosas en cuenta: si vamos a conducir con nieve con marchas, debemos comenzar con la segunda velocidad para evitar casos de patinaje de los neumáticos, y es muy importante igualmente que, al frenar, lo hagamos en línea recta y no en las curvas donde las ruedas tienen menos adherencia. Y siempre, si se puede, frenar con el motor. En el caso de conducir con nieve un coche automático deberemos arrancar con normalidad, ya que el propio vehículo se ocupará de adaptarse.


Distintos vehículos frente a la nieve

En cuanto a las diferencias de los distintos tipos de vehículos para conducir con nieve, hay cierta controversia. Hay teorías que defienden que lo mejor para conducir con hielo o con nieve son los de SUV o los de tracción integral, pero más allá del tipo de coche que estemos utilizando, parece evidente que un vehículo con neumáticos especiales para invierno será siempre más seguro que conducir con nieve con tracción trasera con ruedas de verano. En España no es muy normal el uso de neumáticos especiales para invierno, ya que para conducir con lluvia, lo más común en el norte del país, no son necesarios, pero en otros países europeos del norte como Alemania o Suecia, existen leyes que obligan a tenerlos. Además, el empleo de los neumáticos de invierno implica la necesidad de que sean cambiados una vez acabada la temporada, mientras que las cadenas se pueden colocar y descolocar prácticamente al instante.

De manera que más allá del tipo de vehículo, lo que debería preocuparnos es el tipo de neumático que utlilizamos y, también, conocer los sistemas de ayuda a la conducción de los que podemos hacer uso en casos extremos, como, por ejemplo, el ABS (sistema antibloqueo de ruedas) o el ESC (sistema de control de estabilidad), que nos serán de enorme ayuda para circular con nieve, hielo o lluvia extrema. Y también son de gran utlidad en casos no tan complicados como puede ser conducir de noche.


Revisa tu vehículo antes de salir a la carretera

Desde compramostucoche.es tenemos, también, algunos datos básicos que te ayudarán a hacer frente a situaciones de conducción complicadas como las que se dan al conducir con nieve y que puedes preparar en previsión. Por ejemplo, acuérdate de revisar el nivel de líquidos de tu vehículo, incluyendo tanto el de la batería como el líquido anticongelante y el del parabrisas. Comprueba que las luces funcionen correctamente y limpialas para mejorar la visibilidad en carretera. Revisa que las escobillas del limpiaparabrisas se encuentren en buen estado. Asegúrate de que el depósito del combustible se encuentre a su máxima capacidad para evitar sustos indeseados. Lleva en el maletero cadenas o neumáticos de invierno y, si no sabes como se utilizan, consulta vídeos o textos tutoriales que podrás encontrar en internet fácilmente. Infla tus ruedas hasta en un 20% o 20% más para que la tensión del sobreinflado haga que el dibujo de la banda de rodadura actúe como improvisado aguijón sobre el hielo y la nieve y, aunque parezca algo muy básico, no olvides cargar tu teléfono móvil para que puedas utilizarlo en caso de emergencia. Pero ante todo, nunca olvides que la mejor seguridad es siempre la precaución al volante. Abre bien los ojos y pon todos tus sentidos en la carretera.


Tasación de coches GRATUITA
Nuestras filiales:
Tasar tu coche ahora: