Viajar en coche con niños, todo lo que hay que saber

Viajar con niños en el coche requiere de una serie de normas específicas en cuanto a los sistemas de retención infantiles, así como un par de trucos para asegurar que todo salga sobre ruedas.

09.01.2019

Viajar en coche con niños

1. Normas para llevar a los niños en el coche

Las normas de seguridad vial, tanto en zonas urbanas como interurbanas, dejan claro que la seguridad de los niños en el coche es materia de gran importancia: no seguir las normas específicas a los sistemas de retención infantil conlleva multas y pérdida de puntos en el carnet, sin contar con el plus de peligrosidad que resulta el que los pequeños no viajen convenientemente asegurados dentro del coche.

Para que los peques viajen con total seguridad, puedes guiarte por las siguientes indicaciones y consultar la Ley de Seguridad Vial y Tráfico en vigor para más información:

Los niños de menos de 1,35 m. de estatura deben utilizar siempre un sistema de retención infantil homologado. Estos sistemas deben instalarse siguiendo cuidadosamente las instrucciones del fabricante, atendiendo al tipo de vehículo, peso y talla del niño. Además, es aconsejable utilizar sillas con respaldo, ya que proporcionan mayor protección en caso de impacto lateral, y mejoran la eficacia del cinturón de seguridad.

Además de viajar con el sistema de retención infantil adecuado, los peques de estatura igual o inferior a 135 centímetros deben sentarse siempre en los asientos traseros, a menos que se de una de las pocas excepciones que permiten al niño ir acomodado en la parte de delante del coche:

  • Si el vehículo no tiene asientos traseros
  • Si todos los asientos traseros están ocupados por otros niños
  • Si no es posible instalar en los asientos traseros sistemas de retención infantil

Si colocas una silla infantil en sentido inverso a la marcha en el asiento del copiloto deberás desconectar el airbag frontal correspondiente a dicho asiento.

Otras medidas de seguridad en el coche

  1. Nunca viajes con objetos pesados sueltos dentro del coche ya que, en caso de accidente, pueden salir despedidos a la misma velocidad a la que iba el vehículo en el momento de la colisión, y provocar lesiones a todos los pasajeros incluidos los peques.
  2. En caso de accidente saca a los niños del coche sentados en el sistema de retención infantil, a menos que sea necesario desabrocharlos por cuestiones de seguridad.
  3. Recuerda que los peques deben subir y bajar del coche por el lado de la acera.

2. Consejos para viajar con niños

Una de las maneras más sencillas de viajar con niños es acomodando las horas de viaje a sus tiempos, específicamente las horas de sueño. Por ejemplo viajando por la noche o a primera hora de la mañana, para que puedan dormir al menos parte del trayecto. No olvides llevar el pijama y una mantita ligera, especialmente si planeas llegar a tu destino de noche, para poder meterlos directamente en la cama.

Si los peques se duermen en el coche, asegúrate de que el sistema de retención infantil está bien colocado en todo momento.

Si los niños van a estar despiertos durante el viaje, considera varias fuentes de entretenimiento, inlcuidos libros, stickers, manualidades o una tablet. No olvides llevar también auriculares para niños, para que puedan estar entretenidos sin molestar al conductor si ven una película o juegan a un videojuego.

La hidratación también es importantísima en carretera: una botella de aluminio rellenable o un termo con té calentito si es invierno ayudan a mantenerse hidratados sin acumular botellas de plástico en el coche.

Por otra parte, los snacks son parte fundamental de cualquier viaje en coche. Aunque es fácil caer en la tentación de llevar dulces, fritos o refrescos para entretener el aburrimiento, procura alternar los snacks industriales con otros más saludables, como frutos secos, sandwiches o yogur.

La seguridad del conductor es tan importante o más que la felicidad de los peques. Si hay más de un adulto en el coche, es importante definir las tareas cada uno, para que uno se concentre en la conducción mientras el otro se encarga de distribuir snacks y juegos, y rotarse al volante.

Dependiendo de la edad y nivel de actividad de los peques, es posible que tengan necesidad de hacer más o menos paradas reglamentarias para estirar las piernas, ir al baño o incluso liberar un poco de energía acumulada después de varias horas en el coche. Puedes planificar la ruta en torno a estas paradas para hacerlas coincidir con una zona infantil o una localización turística que os pille de camino.

Aunque el coche esté a punto siempre pueden suceder imprevistos en carretera. Carga tu teléfono antes de salir de casa, y a poder ser, cuenta también con un cargador portátil por si necesitas batería extra. Además, el kit de primeros auxilios es importante en todos los viajes en coche pero especialmente si viajas con niños. No te olvides de los medicamentos anti vómitos y anti mareos, ibuprofeno o aspirina, pañuelos de papel o tiritas.