Cómo matricular tu coche

La matriculación de un coche depende del tipo de coche que hayas comprado, así como el lugar en que se haya llevado a cabo la compra. Te explicamos paso a paso lo que debes hacer en cada situación.

18.10.2018

Cómo matricular un coche

1. ¿En qué consiste la matriculación de un coche?

La matriculación del vehículo es el proceso por el que Tráfico asigna una combinación única de letras y números al coche, que posteriormente van a figurar en su matrícula y que permite identificarlo en cualquier circunstancia, ya que queda anotada en el registro de vehículos de la DGT.

La primera matriculación de un coche nuevo suele realizarse telemáticamente a través del concesionario, librando al comprador del coche de llevar a cabo este trámite personalmente como se hacía antes. Eso sí, la tramitación suele llevar asociado un coste que varía dependiendo de la marca y concesionario. De hecho, en la misma factura suele aparece reflejado el concepto “gastos de matriculación“, indicando a cuánto asciende dicho importe, conjuntamente con el “impuesto de matriculación”.

El proceso no suele durar más de uno o dos días: si estás esperando a que te entreguen tu coche nuevo, ten en cuenta que no sólo influye el proceso de matricularlo, también si el vehículo se encuentra en stock, si disponen de toda la documentación, o si se ha procesado correctamente el pago íntegro por el coche.

Deberías saber… La fecha de la primera matriculación es importante años después incluso de haber comprado el coche, ya que servirá para calcular el valor venal del vehículo en función a su edad.

¿Por qué debes matricular tu coche?

Obviamente, no todos los coches en circulación son nuevos de concesionario, y existen otros motivos por los puedes o debes matricular un coche posteriormente a la primera matriculación.

  1. Primera matriculación de coches nuevos que nunca han circulado con anterioridad.
  2. El coche debe cambiar las siglas de la provincia de residencia después de una mudanza, o tras vender el coche a un comprador que reside en otro lugar, y por tanto requiere una nueva matrícula.
  3. Tu coche es un vehículo histórico que requiere de un trámite específico para su matriculación.
  4. Tu coche tiene una matrícula extranjera, bien porque lo has importado, bien porque antes vivías en el extranjero, y debes volver a matricularlo en España en función de tu lugar de residencia.

Una duda frecuente, especialmente durante la primera matriculación, es si se puede matricular un coche a nombre de dos personas porque el vehículo se ha comprado a medias. La DGT no permite más que un titular por vehículo, que será la persona encargada de llevar a cabo todos los trámites administrativos y cuyo nombre aparezca en el permiso de circulación. Para garantizar los derechos de ambos, es aconsejable firmar un contrato privado en el que se especifique que el coche es propiedad de dos personas y así evitar problemas a la hora de venderlo, en caso de desacuerdo o en herencias.

2. ¿Dónde debes matricular tu coche?

Todos los procesos de matriculación de un vehículo se realizan en última instancia las jefaturas de la Dirección General de Tráfico. Es decir, aunque la primera matriculación de tu coche la tramite un concesionario, el proceso de matriculación lo gestiona Tráfico, así como todas las matriculaciones posteriores.

Por este motivo, en cada caso específico lo único que cambia es la documentación necesaria para llevar la matriculación a cabo.

La primera matriculación

La primera matriculación del coche se realiza cuando el coche está recién comprado, y sale tal cual del concesionario. La gestión de la matriculación a través del concesionario es probablemente la más sencilla, ya que están más que acostumbrados a lidiar con este proceso para que puedas llevarte el coche sin muchos problemas. Eso sí: suele llevar un coste asociado, que de otra forma te ahorrarías matriculando el coche tu mismo.

Para matricular el coche uno mismo, es necesario realizar una serie de trámites en Tráfico, ya sea telemáticamente mediante un certificado digital o DNI electrónico, o en persona solicitando cita previa. Para ello, necesitarás abonar primero los impuestos correspondientes, de matriculación y de circulación, a la Agencia Tributaria y al ayuntamiento de tu localidad.

No olvides que, tras obtener el número de matrícula, es necesario grabar las placas que irán fijas al coche. El precio de las matrículas dependerá del tipo de placa que escojas y del taller de tu elección. Deberás instalarlas en tu coche nuevo antes de poder circular, por lo que no podrás sacar el coche del concesionario antes de completar todo el proceso.

La solicitud de nueva matrícula

Cambiar la matrícula del coche no es algo habitual, y de hecho solamente existen unas pocas circunstancias en las que la DGT permite este cambio: o bien el dueño del coche se ha empadronado en otra provincia y por tanto debe actualizar las siglas en la matrícula, o bien ha comprado el coche de segunda mano a alguien que vive en otra provincia, y por tanto debe actualizar también las siglas en la matrícula.

La matriculación de vehículos históricos

Hablar de matriculación de vehículos históricos suele hacer referencia al proceso en sí de declarar un coche histórico, y que conlleva la adjudicación de una matrícula específica para este tipo de coches.

Para que un coche sea declarado histórico deben haber transcurrido al menos 30 años desde su primera matriculación, sin que haya sufrido transformaciones importantes y conserve sus piezas originales, o incorpore recambios igualmente originales.

Las ventajas de la matrícula histórica cambian dependiendo de donde vivas, aunque pueden incluir el incrementar los plazos para pasar la ITV, o estar exento del pago del impuesto de Circulación. Eso sí: hazte a la idea de que el proceso será largo y deberás abonar el pago de distintas inspecciones para poder matricular tu coche como histórico.

Cómo matricular un coche extranjero

Capítulo aparte merece la matriculación de un coche extranjero que, o bien se compra en otro país y se importa a España, o bien lo traes contigo tras haber residido en el extranjero, y al que hay que aplicar un cambio de matriculación para ajustarlo a la normativa nacional.

En ambos casos, es importante tener en mente que es obligatorio matricular un coche extranjero siempre que tu residencia esté en España, y vayas a circular con él. También es importante tener en cuenta que no es lo mismo matricular un coche extranjero por cambio de residencia, que rehabilitar un vehículo: este segundo proceso tiene lugar cuando un coche matriculado en España ha sido dado de baja definitiva por traslado a otro país, y posteriormente regresa a España.

El más difícil todavía: matricular un coche sin papeles

Cómo ves, el proceso de matriculación de un coche puede complicarse dependiendo de dónde y cómo hayas adquirido el coche, o de las razones que te hayan llevado a solicitar la matriculación.

Quizás el caso más rocambolesco de todos se plantea cuando intentas matricular un coche sin tener la documentación correspondiente. Algo que puede suceder si por ejemplo te ha sido transferido el coche por fallecimiento y con documentación extraviada, si el titular original está ilocalizable, o al intentar matricular un coche extranjero sin papeles que se considera clásico o fue adquirido en subasta.

Sea cual sea tu caso, si no posees la documentación original del coche, lo mejor es que consultes con una gestoría especializada para hacer una valoración de tus opciones para, por ejemplo, obtener una matrícula histórica.


Artículos más leídos

Nuestros servicios