Cómo matricular un coche

Los requisitos para matricular un coche varían dependiendo de la situación en que se encuentre tu vehículo. Una primera matrícula es más sencilla de tramitar que una matrícula para un coche que viene del extranjero. Además, dependiendo de cada caso, los impuestos a pagar y documentos requeridos serán diferentes. Te explicamos paso a paso cada una de estas situaciones.

24.10.2018

Cómo se matricula un coche

Los requisitos para matricular un coche varían dependiendo de la situación en que se encuentre tu vehículo. Una primera matrícula es más sencilla de tramitar que una matrícula para un coche que viene del extranjero. Además, dependiendo de cada caso, los impuestos a pagar y documentos requeridos serán diferentes. Te explicamos paso a paso cada una de estas situaciones.

1. Cómo matricular un coche en España

Aunque la DGT suele solicitar una tarifa plana por cada solicitud de matrícula, independientemente de si se trata de una nueva matrícula, un cambio de siglas o una rehabilitación, los trámites para matricular un coche son específicos de cada caso, y factores como el país de origen del coche o la Comunidad Autónoma en la que vivas puede afectar al papeleo y los impuestos requeridos.

Cómo matricular un coche nuevo

El proceso de matriculación de un coche nuevo adquirido en España suele ser bastante sencillo, y a menudo se tramita a través del concesionario, aunque también puedes hacerlo tú mismo y así ahorrarte los costes de gestión de este trámite. Eso sí, ten en cuenta que no puedes circular con un coche sin matrículas, por lo que deberás haber completado todos los pasos antes de poder llevarte el coche a casa.

1. Solicita el tríptico del coche en el concesionario. En él podrás consultar cuáles son los datos específicos de tu coche en materia de emisiones y potencia fiscal, y así comprobar en qué tramo se encuentra tu vehículo dentro de los bloques de pagos de impuestos.

2. Abona el impuesto de matriculación. El impuesto de matriculación se abona a Hacienda solicitando el modelo 576 de forma telemática si dispones de certificado digital o DNI electrónico, o ingresando la cantidad exacta en una entidad bancaria donde te darán un Número de Referencia Completo (NRC) que haga las veces de justificante de pago. Una vez abonado, Hacienda emitirá el código electrónico de matriculación que identifica el bastidor del coche.

3. Abona el impuesto de circulación. Para el impuesto de circulación deberás referirte al ayuntamiento en el que vayas a matricular el coche y que debe coincidir con tu lugar de empadronamiento, ya que el importe depende del municipio y de las características del coche. Deberás abonar el impuesto de circulación cada año que seas titular del vehículo.

4. Acude a la DGT. Una vez abonados los impuestos correspondientes, deberás presentar en la DGT la siguiente documentación, a fin de obtener el número de matrícula y la documentación definitiva del coche:

  • Solicitud oficial de la DGT
  • Identificación del nuevo dueño del coche (DNI, pasaporte, permiso de residencia o documento que corresponda)
  • Documentación del vehículo, como el propio tríptico del coche
  • Justificantes que indiquen que has pagado los impuestos de circulación y matriculación
  • Pago de la tasa de Tráfico

5. Troquela las placas de matrícula. No olvides que, tras obtener el número de matrícula, es necesario grabar las placas que irán fijas al coche. El precio de las matrículas dependerá del tipo de placa que escojas y del taller de tu elección. Deberás instalarlas en tu coche nuevo antes de poder circular.

Cómo matricular un coche usado

Los únicos casos en los que puede y debe volver a matricular un coche usado es si hay que actualizar las siglas de provincia de la matrícula, tanto si el coche que vas a matricular es tuyo, y simplemente has cambiado de residencia, como si lo has adquirido de segunda mano a un comprador que vive en una provincia distinta de la tuya.

1. Acude a la ITV. En ambos casos es imprescindible solicitar previamente la expedición de una nueva tarjeta de inspección técnica en una estación de ITV, ya que deberás traer ambas, la antigua y la nueva, a la DGT cuando solicites el cambio de matrícula.

2. Abona el impuesto de transmisiones patrimoniales. Solamente si has adquirido el coche de segunda mano de un particular. El impuesto de matriculación no se abona en el caso de una solicitud de nueva matrícula, y el de circulación es responsabilidad de quien fuera titular del coche el día 1 de enero del año en curso.

3. Acude a la DGT. Los documentos necesarios para solicitar una nueva matrícula:

  • Solicitud oficial de la DGT
  • Identificación del dueño del coche (DNI, pasaporte, permiso de residencia o documento que corresponda)
  • Documentación del vehículo: permiso de circulación y las dos tarjetas de la ITV
  • La tarjeta censal o certificado de empadronamiento del nuevo domicilio si éste no figura en el DNI, o una autorización expresa para que la DGT verifique telemáticamente estos datos
  • Justificantes de pago o exención de los impuestos correspondientes
  • Pago de la tasa de Tráfico

Si tramitas la nueva matrícula conjuntamente con un cambio de titularidad porque has comprado el coche de segunda mano, también deberás aportar la documentación necesaria para llevar a cabo el cambio de titularidad en Tráfico.

4. Troquela las placas de matrícula. Una vez tramitada la matrícula, deberás troquelar las nuevas placas e instalarlas, llevando siempre contigo la documentación correspondiente para demostrar que ése es el número de matrícula que te corresponde.

2. Cómo matricular un coche histórico

Los pasos para matricular un coche como histórico son algo más complejos y, dependiendo de si el vehículo ha sido adquirido en España o si es de importación, también pueden resultar costosos.

1. Acude a un laboratorio oficial para la catalogación de vehículos históricos. Allí comprobarán la autenticidad y estado del coche, y te facilitarán un informe y una ficha técnica. También necesitarás hablar con el fabricante de tu coche, o en su defecto con un club de automóviles clásicos, para que certifiquen la antigüedad del vehículo.

2. Presenta la solicitud correspondiente en la Consejería de Industria. Debes estar localizada en tu lugar de residencia para declarar el coche histórico.

3. Acude a la ITV. Si el coche es declarado histórico, acude a la ITV para que expidan una nueva tarjeta donde el coche aparezca categorizado como tal.

4. Acude a la DGT. Para solicitar la matrícula de un vehículo histórico hay que aportar una serie de documentos que así lo certifiquen:

  • Solicitud oficial de la DGT
  • Identificación del dueño del coche (DNI, pasaporte, permiso de residencia o documento que corresponda)
  • Documentación del vehículo: permiso de circulación y tarjeta de la ITV si está en circulación
  • Cuatro fotografías en color
  • Resolución en la que se cataloga al vehículo como histórico
  • Justificantes de pago o exención de los impuestos correspondientes dependiendo de cada caso. Si por ejemplo lo has adquirido de un particular, deberás abonado con anterioridad el impuesto de transmisiones patrimoniales en Hacienda
  • Pago de la tasa de Tráfico

5. Troquela las placas de matrícula.

Si tu coche procede de otro país debes proceder como lo harías con un coche extranjero que requiere una matrícula española, y presentar también una serie de documentos específicos, como por ejemplo el Documento Único Administrativo (DUA) expedido por la aduana si viene de un país de fuera de la UE, o la documentación extranjera.

3. Cómo matricular un coche extranjero en España

La documentación y pasos para matricular un coche extranjero depende de dónde hayas adquirido el vehículo. No es lo mismo traer un coche familiar desde el extranjero por cambio de residencia, que importar un vehículo de otro país de dentro o fuera de la UE.

En ambos casos, el plazo para llevar a cabo la matriculación del coche es de seis meses.

Si solicitas una matrícula por cambio de residencia entre distintos países debes tener en cuenta que se aplicarán una serie de ventajas, principalmente dos:

  1. No deberás abonar impuesto de matriculación
  2. Se exime la homologación del vehículo

Para ello es necesario haber residido fuera de España más 12 meses antes del cambio, y, además, haber sido el titular del vehículo al menos durante 6 meses. Además, deberás acreditar la mudanza con un certificado de baja consular, y mantener la posesión del coche por un año. Si tu coche cumple todos los requisitos, deberás solicitar estas exenciones en los 60 días posteriores a la llegada del coche.

Si tu coche es de importación deberás cumplimentar una serie de requisitos previos:

1. Solicita la documentación original del vehículo. Uno de los principales problemas a la hora de importar un coche, especialmente si es clásico o de segunda mano, es que la documentación esté completa.

2. Abona el impuesto de matriculación. Aunque el impuesto de matriculación sólo se abona con la primera matriculación, si tu coche es importado y ha estado circulando en el extranjero con otra matrícula, al llegar a España el coche está sujeto a una primera matriculacion española, por lo que deberás llevar a cabo el proceso correspondiente a través de Hacienda.

3 Abona el impuesto de transmisiones patrimoniales o IVA. Se aplica solamente a los coches de importación dentro de la Unión Europea. Si la compra ha sido a un particular se abona el ITP, mientras que si ha sido a un concesionario o negocio de compraventa se abona el IVA, presentando factura con CIF intracomunitario.

4. Solicita el Documento Único Administrativo (DUA). Solamente si importas tu coche de un país de fuera de la UE. Lo expide la Aduana tras abonar los impuestos correspondientes.

Una vez llegado a este punto, el proceso de un coche extranjero es similar para quienes importan el vehículo como para quienes han hecho un cambio de residencia entre países.

1. Acude a la ITV. Los coches de dentro de la Unión Europea suelen pasar la ITV sin problemas. Si tu coche proviene de fuera de la UE, necesitarás una ficha técnica reducida y quizá sea necesario modificar el coche para que pueda pasar la inspección. Si tu vehículo es importado de fuera de la UE, también deberá pasar una homologación europea.

2. Abona el impuesto de circulación. Deberás abonar el impuesto de circulación en el ayuntamiento en el que estés empadronado.

3. Acude a la DGT. Para matricular un coche extranjero deberás aportar estos documentos:

  • Solicitud oficial de la DGT
  • Identificación del dueño del coche (DNI, pasaporte, permiso de residencia o documento que corresponda)
  • Documentación del vehículo: el permiso de circulación y la ficha técnica originales, o documentos equivalentes de país de procedencia, la tarjeta de la ITV española, y el certificado de conformidad que acredita que el coche cumple con los estándares de calidad y medioambiente exigidos por la Unión Europea
  • Justificante del impuesto de circulación y exención del de matriculación
  • Pago de la tasa de Tráfico

Si tu coche es importado también deberás abonar:

  • Justificante del pago del impuesto de matriculación
  • La factura del coche con el CIF intracomunitario si lo has comprado en un concesionario, o el contrato de compraventa si lo has adquirido de un particular, y una traducción jurada al español
  • Justificante de los demás impuestos correspondientes dependiendo de cada caso: IVA, ITP o DUA

4. Troquela las placas de matrícula.


Artículos más leídos

Nuestros servicios