¿Será tu vehículo un coche clásico en 2018?

En 2018 algunos vehículos pasarán a ser considerados coches clásicos, pero antes tendrán que cumplir con una serie de requisitos que no siempre son fáciles de alcanzar.

31.05.2018

coches que serán clásicos en 2018

1. Coche viejo, clásico o histórico: ¿cuál es el tuyo?

Existen varios motivos por los que alguien puede desear tener un vehículo clásico. Hay quienes han hecho de este fascinante mundo el centro de sus vidas o, por lo menos, su hobby principal. Otros, en cambio, ven un negocio en este tipo de automóviles, y se dedican a la compra, restauración y venta de modelos antiguos. Seas del grupo que seas, este artículo te interesa. Te explicamos los detalles que te ayudarán a identificar un coche clásico en 2018, pero también los viejos y los históricos. Y no solo eso, sino que además conocerás las ventajas o desventajas de contar con una de estas joyas sobre ruedas.

Qué es un coche viejo

Un coche viejo, uno clásico y uno histórico son tres cosas diferentes. En ocasiones se utilizan estos términos como si fuesen sinónimos sin serlo, a pesar de que los tres conceptos guarden una relación entre sí.

Un coche viejo es aquel que tiene un número elevado de años. En España se considera un coche de 10 años como viejo, pero nada tiene que ver con uno clásico. Para que un vehículo viejo sea considerado clásico o histórico ha de cumplir una serie de requisitos. Así que, si tu coche tiene más de 10 años, lo que tienes, de momento, es un coche viejo.

Qué es un coche clásico

Un coche clásico en 2018 debe tener más de 25 años, tomando en cuenta la fecha de su matriculación o de su fabricación, dependiendo de si dispone de los papeles originales o no. Sin embargo, que el vehículo tenga más de 25 años no lo convierte en un coche clásico, simplemente es un primer requisito.

Otro de los puntos que tiene que cumplir un coche para ser reconocido como clásico es la originalidad. Hay una tendencia a restaurar vehículos muy viejos transformándolos en coches más potentes, más anchos, con una decoración moderna... Estos, por muy bonitos que sean, clasifican simplemente como coches viejos o restaurados. Un coche clásico en 2018 ha de tener piezas originales en su totalidad.

Es cierto que existen algunos clásicos modificados, con la suspensión más baja, con alerones o con llantas diferentes a los modelos básicos que salieron a la venta. En estos casos, también se les puede considerar clásicos porque dichas modificaciones se han hecho siguiendo los procedimientos oficiales de la época y con piezas auténticas. Un ejemplo de lo dicho es la incorporación de luces antiniebla originales en un Mini clásico, tal y como se hacía en la época.

Qué es un coche histórico

Un coche histórico va más allá que un coche clásico. Para que un vehículo sea considerado como histórico ha de pasar una rigurosa inspección y tener la documentación correcta, expedida por organismos oficiales. Tan solo optarán a esta categoría los coches clásicos que cumplan con uno de estos requisitos:

  • Antigüedad del coche y piezas originales. El primer requisito es que tenga más de 25 años de antigüedad en España. En Europa, esta cifra escala hasta los 30 años desde la fecha de la primera matriculación o desde la fecha en la que se dejó de fabricar el vehículo. Estos coches deben tener todas sus piezas originales o, en caso de haberse sustituido, haberse cambiado en el periodo de producción del automóvil y ser 100% originales. Si no se cumpliese este requisito, es imprescindible que las piezas estén perfectamente justificadas e identificadas.
  • Coches con un interés especial. También pueden ser considerados históricos los vehículos incluidos en el Inventario General de Bienes Muebles del Patrimonio Histórico Español o declarados bienes de interés cultural. Se incluirán algunos que revistan un interés especial. Por ejemplo, haber pertenecido en el pasado a un personaje relevante o haber formado parte activa en un acontecimiento histórico, una visita de Estado, una boda real…
  • Coche de colección. Un vehículo de colección, aunque no llegue a los 25 años de antigüedad, puede ser aquél que presente algún tipo de singularidad, pertenezca a un número muy limitado de unidades de fabricación, o tenga alguna otra característica similar.

Si tienes un coche que cumpla con estas características, estás de suerte. Podrás matricularlo como un coche histórico y ser uno de los pocos afortunados con un vehículo de estas características, o hacer un buen negocio vendiéndolo por un precio elevado.

2. Cómo convertir tu coche clásico en uno histórico en 2018

Aunque tu coche cumpla con los requisitos mencionados anteriormente, no pasará automáticamente a ser un coche histórico. Es imprescindible seguir una serie de pasos para conseguir esta calificación:

  1. Laboratorio oficial. El primer paso es realizar una inspección en un laboratorio oficial, acreditado por el órgano competente de la Comunidad Autónoma en la que residas.
  2. Catalogación como vehículo histórico. Una vez presentado el informe, hay que obtener la resolución favorable de catalogación del vehículo como histórico. Será dictada por el órgano competente de la misma Comunidad Autónoma.
  3. Estación de inspección técnica. Cuando hayas obtenido la resolución favorable, debes dirigirte a una estación de inspección técnica de tu provincia, para obtener una certificación favorable.
  4. Matriculación como histórico. El vehículo aún no estará matriculado, así que lo último es presentar todos los documentos acreditativos obtenidos hasta el momento y solicitar la matriculación como histórico en la Jefatura Provincial de Tráfico más cercana a tu domicilio.

3. Ventajas y desventajas de tener un coche clásico en 2018

Entre las ventajas de tener un coche clásico destaca que, a medio o a largo plazo, puede aumentar su valor.

En España existen un buen número de reuniones de coches clásicos. Por ejemplo, en la localidad madrileña de Navalcarnero, hay una concentración de este tipo cada mes. Participar en esta clase de eventos te permite, no solo disfrutar de tu pasión por los coches clásicos, sino también conocer a otras personas que compartan tu mismo hobby. Además, si eres coleccionista de coches clásicos, te pueden brindar la oportunidad de adquirir nuevas unidades.

La desventaja es que, al tener muchos años, puede que tarde o temprano el vehículo sufra una avería grave, que, seguramente, sea difícil y muy cara de reparar. Incluso corres el riesgo de perder el reconocimiento de clásico si, para la reparación, se utilizan piezas que no son originales.

4. ¿Qué vehículos serán coches clásicos en 2018?

Este año se convertirán en clásicos los vehículos matriculados en 1993, o los que se dejaron de fabricar en ese año. Te mostramos 15 modelos de vehículos que podrían ser considerados coches clásicos en 2018:

BMW Serie 3 Coupé E36

Citroën Xantia

Fiat Punto Mk1

Ford Mondeo Mk1

Civic Civic Si Hatchback

Mercedes Clase Mk1

Nissan Micra Mk2

Opel Corsa Mk2

Peugeot 306

Renault

  • Laguna Mk1
  • Twingo Mk1

Seat

  • Córdoba Mk1
  • Ibiza Mk2

Volkswagen Passat B4

Volvo 850

Tener un coche clásico en 2018 será una realidad para más personas. Si tú aún no lo tienes, ¿lo conseguirás también?

Artículos más leídos

Nuestros servicios