Así funciona la garantía de los coches usados

Una de las preguntas más frecuentes al hablar de un coche usado es si tendrá o no garantía. Te explicamos en qué casos es así y cuándo puedes solicitarla.

09.07.2018

garantía en coches usados

1. ¿Tienen garantía todos los automóviles usados?

Comprar un coche de segunda mano es posible que te genere un cierto recelo. Quizás te inquiete pensar qué ocurrirá si surge una avería o cualquier otro problema. ¿Tendrás que asumir tú los gastos? ¿Tiene la obligación de costearla el vendedor? Vamos a explicarte el tipo de garantía de los automóviles usados que todos los vendedores tienen la obligación de respetar. También conocerás en qué condiciones se puede hacer efectiva, si eres el comprador.

Diferentes garantías para automóviles usados

La garantía que todos los vendedores han de respetar cubre las averías producidas por defectos o vicios ocultos en la compraventa del coche usado. Hay dos tipos diferentes de garantía obligatoria, dependiendo de si el vendedor es profesional o particular, y un plazo para hacerlas efectivas:

  • Vendedores profesionales. Si eres el vendedor y te dedicas a esta labor de manera profesional, tendrás que hacerte cargo de las averías por defectos de material o vicios ocultos que tenga el vehículo. El plazo que tiene el comprador para efectuar la reclamación es de un año a contar desde la fecha de entrega. Pasado este tiempo, no tendrá derecho a exigir ninguna responsabilidad.
  • Vendedores particulares. En España las leyes estipulan que los vendedores particulares han de ofrecer un periodo de garantía de seis meses. Este se aplica a las averías por vicios ocultos.

A elección del comprador, se puede optar por el reintegro del importe de la reparación, la rescisión del contrato de compraventa con las devoluciones que esto conlleva, o la entrega de un vehículo equivalente, en el caso de venta profesional.

2. Cuándo se aplica la garantía de un automóvil usado

La garantía de un automóvil usado no siempre es aplicable. Tan solo la puedes exigir si se trata de un defecto oculto. Esto quiere decir que tendrás que demostrar que no se trata de una avería por uso o desgaste, ya que en estos casos el vendedor no será responsable.

Se considera una avería por uso o desgaste aquella que es fruto del uso diario del coche, como el desgaste de las pastillas de freno, una bombilla que se funde, desgaste de neumáticos...

Otra de las condiciones necesarias para que puedas reclamar la garantía de un automóvil usado es que el defecto no fuese evidente antes de la compra. Es decir, si el coche presenta una rotura o un defecto de funcionamiento evidentes antes de cerrar la operación, no será posible que reclames después.

Por eso, hay que exigir las reparaciones pertinentes antes de la adquisición, en el caso del comprador, y dar una correcta información en el caso del vendedor.

3. Cómo exigir la garantía de un automóvil usado

Cuando se compra un vehículo usado a un profesional, este debe indicar claramente la garantía del vehículo en el contrato. En el caso de un negocio de compraventa, lo normal es que no se niegue a asumir sus responsabilidades, siempre y cuando sea dentro de los términos que ya se han mencionado sobre este asunto. Pero si no lo hace, se pueden tomar medidas legales.

En el caso de compra a un particular, no es obligatorio especificar que el automóvil tiene una garantía de seis meses. Por lo tanto, a la hora de exigir la aplicación de la garantía será necesario algo más que ceñirse al contrato de compraventa. Si el particular no reconoce su responsabilidad, es necesario interponer una denuncia. Con esta en la mano se puede exigir legalmente que cumpla con lo que le corresponde.

No puedes exigir que se aplique ningún tipo de garantía si has revisado personalmente el vehículo y eres un perito profesional habituado a detectar averías. Ten este detalle en cuenta si esta es tu situación.

4. Alternativas a la garantía de un automóvil usado

Existe una alternativa para evitar los quebraderos de cabeza que podría suponer una avería tras la compra o venta del vehículo. En aquellos casos en los que el automóvil no tenga garantía oficial, se puede hacer un seguro de garantía mecánica. Este cubrirá cualquier avería que se produzca durante el periodo contratado.

Vendedor

  • Ventajas: No tiene que preocuparse si surge una avería oculta, ni hacerse cargo de una costosa reparación, o verse en la obligación de devolver parte del dinero
  • Desventajas: Tiene que establecer un precio de venta del automóvil algo más elevado, para sufragar el importe del seguro adicional, u optar por tener una ganancia inferior

Comprador

  • Ventajas: Obtiene muchas más garantías, ya que la compañía se asegurará de que todo está perfectamente revisado. En caso de que ocurra algo, no corre con el pago de la avería
  • Desventajas: Paga más por el coche en el momento de la compra

Antes de comprar un automóvil usado

Para minimizar las posibilidades de que algo salga mal, lo mejor es exigir un certificado mecánico que avale el buen estado del automóvil.

No está de más pedir a algún amigo o conocido que te acompañe a probar el coche. Pide también que te permitan comprobar que las revisiones están al día y solicita un informe de la vida del coche. Esto último se puede obtener en estamentos oficiales previo pago. Así tendrás información fidedigna sobre el vehículo.

Si optas por comprar el coche en un compraventa de automóviles usados, entra en Internet y cerciórate de que los comentarios del negocio son favorables. Las puntuaciones y comentarios de otros te ayudarán a conocer si este es un negocio serio o, si por el contrario, deja que desear. Tan solo tienes que introducir el nombre del negocio y opiniones en el buscador, y verás toda la información al respecto.

Infórmate sobre el vehículo en cuestión. Indaga sobre el resultado de ese modelo. ¿Es propenso a las averías? ¿Soporta bien el uso? ¿Hay algún detalle por el que se caracterice? Seguro que quieres que el coche dure muchos años. Algunos son más longevos que otros, tenlo en cuenta.

5. Conclusión sobre la garantía de automóviles usados

Los vehículos usados tienen garantía, ten esto en cuenta si eres el vendedor, y valora realizar una revisión concienzuda en un taller mecánico antes de la venta. Si eres el comprador, exige pruebas de que el automóvil está en perfectas condiciones, y revisa bien que no haya golpes o defectos de funcionamiento. Si surge una avería oculta, exige una reparación o compensación, estás en tu derecho.

Es bueno que te plantees si te compensa un seguro adicional que cubra las averías por un año, te protegerá como comprador o como vendedor. Estos seguros son una buena opción si el coche tiene más de cinco años y está por encima de los 100.000 kilómetros.

Artículos más leídos

Nuestros servicios