Seguro de coche a terceros: ¿en qué consiste?

El seguro a terceros es uno de los seguros más básicos del mercado, que cubre, como mínimo, la responsabilidad civil, además de otras coberturas que el cliente quiera añadir.

Accidente

1. ¿Qué es un seguro de coche a terceros?

Como ya bien sabrás, contratar un seguro de coche es obligatorio en el territorio español, por lo que contar con uno, aunque sea el más básico, es de máxima importancia. Existen diferentes categorías de seguros, siendo el conocido como de “terceros” el más sencillo. De ahí que sea una de las modalidades de seguros más populares en España, y también de que la oferta sea tan amplia a la hora de buscar un seguro de coche a terceros barato.

2. ¿Qué cubre un seguro de coche a terceros?

Un seguro de coche a terceros es básicamente un seguro de responsabilidad civil al que se le pueden añadir otras coberturas adicionales. En este tipo de seguro, la aseguradora se hace responsable de los daños que puedan causarse a cualquier otro vehículo, pero si el siniestro fue originado por culpa del asegurado, la compañía no se responsabiliza de los daños del propio coche.

El precio del seguro de coche a terceros es lo que lo hace tan demandado y competitivo, pero también tiene carencias importantes. Entonces, ¿seguro a todo riesgo o terceros ampliado? Aunque este último le puede hacer sombra, un todo riesgo siempre cubrirá muchísimo más.

3. ¿Qué es un seguro a terceros ampliado?

Hay que partir de la base de que un seguro de coche a terceros puede ser más que eso. Hoy en día, la mayoría de compañías permiten realizar una ampliación de las coberturas, y ofrecer así un seguro asequible y bastante competitivo, casi al nivel de un todo riesgo.

Los seguros a terceros básicos ofrece la responsabilidad civil obligatoria por ley pero limita no protege tu vehículo de forma completa frente a otros posibles riesgos. Dentro de las coberturas que el seguro de coche a terceros ampliado cubre, y que conforman la responsabilidad civil voluntaria, están:

  • Seguro a terceros con lunas: ofrece asistencia completa en caso de rotura de lunas (reparación y/o sustitución), así como rotura de parabrisas, luna trasera y ventanillas laterales. Es una ampliación bastante popular, por lo que no varía mucho de compañía a compañía.
  • Asistencia en viaje: aunque es una opción que tiene un limitado radio de acción (consulta antes a partir de cuántos kilómetros es efectiva y si es asistencia nacional e internacional), no deja de ser importante, sobre todo para aquellos que usan el coche con asiduidad en trayectos largos.
  • Coche de sustitución: es una cobertura muy favorable en caso de que tu coche sufra algún siniestro.
  • Capital del asegurado: como en cualquier otra póliza, hay que fijar un capital sobre el asegurado a entregar en caso de que haya un accidente y este quede inválido o fallezca. El seguro a terceros básico suele fijar un capital de 6.000 €, pero las pólizas más completas pueden llegar hasta 120.000 €.
  • Asistencia sanitaria en caso de accidente: en caso de accidente grave, la compañía está obligada a cubrir los gastos derivados de traslados, ambulancias, medicamentos y asistencia psicológica.
  • Defensa jurídica: la compañía ofrece respaldo jurídico en caso de juicio a raíz de un siniestro.
  • Daños producidos por animales cinegéticos: contempla la posibilidad de un siniestro dentro un coto o zona protegida en el que la responsabilidad sea del conductor. Incluye la reparación del vehículo.

Mediante esta ampliación de coberturas, un seguro a todo riesgo ampliado de forma personalizada puede llegar a superar en muchos aspectos a un todo riesgo básico. Simplemente consulta con tu compañía de seguros de referencia cuánto cuesta un seguro de coche a terceros ampliado, y compara si te compensa más que un todo riesgo.

Normalmente, es más sensato adquirir un seguro a todo riesgo para los vehículos nuevos o inferiores a 3 años, ya que por un coche nuevo, que se deprecia con mayor rapidez que uno de más edad, compensará más pagar una prima más alta que por uno cuyo valor es muy inferior.

Además, son muchas las aseguradoras que directamente no contratan seguros a todo riesgo a coche mayores de 3 años por la razón expresada anteriormente.

En resumen: un seguro de coche a terceros, ampliado sobre todo, puede ser una buena alternativa si reniegas del todo riesgo, pero ten en cuenta que no estarás cubierto al mismo nivel. Simplemente valora, compara y decide cuidadosamente. Tu seguridad debe ser lo primero.

Tasar tu coche ahora: