¿Comprar un coche de diésel o gasolina? Te contamos qué te conviene más

Desde el escándalo de las emisiones ilegales de los coches diésel desatado hace un tiempo, la venta de este tipo de vehículos ha caído en picado. Sin embargo, aún hay muchos usuarios que se preguntan qué tipo de coche compensa más comprar: ¿gasolina o diésel? ¿Cuál de estos coches tiene mayor bajo consumo? En un momento en el que los híbridos y eléctricos empiezan a acaparar mercado, el precio de los coches con motor térmico se ha reducido, por lo que se han vuelto mucho más asequibles.

1. Coches de bajo consumo en combustible

Puesto que si estás leyendo esto es porque estás interesado en adquirir un coche diésel o gasolina, seguramente lo que al final acabe inclinando la balanza por uno u otro será por el consumo de combustible de cada.

En este punto, conviene calcular cuántos kilómetros recorres al año, ya que dependiendo de eso, un coche de un tipo u otro te será más conveniente.

Coches gasolina de bajo consumo:

Los modelos que menos gasto generan por kilómetro recorrido suelen ser los más apreciados por los conductores. El coche de gasolina sigue ganando en España, donde supera ya en matriculaciones a los diésel.

Mitsubishi Space Star

El modelo japonés se corona como el coche de su segmento que menos carburante consume, gracias a su poco peso y neumáticos no demasiado grandes.

Nissan Micra

Junto al Skoda Fabia (que ofrece prestaciones muy parecidas), el Nissan Micra usa inyección directa y sistema de arranque automático que le ayuda a reservar combustible. Su caja de cambios cuenta además con una quinta marcha ideada para ahorrar carburante.

Peugeot 308

Es el único compacto deportivo que consigue ahorrar más de 4L/100 km. gracias a su peso liviano y diseño aerodinámico.

BMW 218i

Respecto a la gama más alta del segmento, la firma alemana cuenta con un potente coche versión coupé con poco consumo, solo 5L por cada 100 kilómetros. Su secreto es un motor compuesto de 3 cilindros y 1,5 L con potencia de 136 CV, y un modo ecológico, que permite modificar la acción del motor y los instrumentos de asistencia y accesorios para ahorrar así combustible.

Coches de bajo consumo de diésel

Ford KA

Resulta raro a día de hoy encontrar coches pequeños y urbanos que usen motor diesel, ya que la tendencia apunta más a los de gasolina y a los nuevos eléctricos. En este segmento destaca el modelo compacto de Ford, una versión con un precio bastante razonable (en torno a los 11.000 euros), con un consumo de unos 3,5 L por cada 100 kilómetros.

Citroën C3

El C3 es un habitual desde su lanzamiento, pero la versión BlueHDI requiere solo de 3,4 L/100 km., lo que lo convierte en ideal si lo que buscas es ahorrar y además una marca fiable.

Volkswagen Golf 1.6 TDI

Todo un clásico en las carreteras, el Volkswagen Golf parece no querer bajarse del Top 5 aún. Su versión diésel sigue siendo una de las que más combustible permite ahorrar del segmento.

MINI Cooper D Cabrio

Como nota diferente y para aquellos que buscan algo distinto, como un descapotable, el MINI Cooper es el ejemplo perfecto. Es el modelo descapotable más ahorrador del mercado actual, aunque su precio no está al alcance de todos: unos 30.000 euros.

2. Coches con bajo consumo de segunda mano

Si lo que buscas son coches con consumo más bajo y que además sean de segunda mano, en nuestra sección de clasificados podrás encontrar un amplio catálogo de vehículos, además con el consumo de cada uno indicado.

A la hora de comprar un coche gasolina o diésel, es importante tener en cuenta una serie de detalles que harán la decisión más obvia y sencilla para ti.

  • El precio de un coche diésel tiende a ser superior al de gasolina, pero la caída en las ventas recientemente ha equilibrado más el panorama respecto a este factor.
  • El seguro de un coche diésel es casi un 15 % más caro que el de uno de gasolina, debido a que la esperanza de vida de un coche diésel es superior.
  • Un motor diésel es más complejo que el de gasolina, lo cual eleva también el mantenimiento y con ello el dinero a invertir a lo largo de un año.

¿Comprar coche de gasolina o de diésel, entonces? Posiblemente si vives en una urbe grande, te encuentres cada vez más impedimentos para poder circular por el centro de la misma, sobre todo si se aplican políticas anticontaminación. Y no ya solo en las grandes ciudades; cada vez caen sobre los diésel más restricciones y además hay pocos interesados en el mercado de segunda mano, por lo que te será complicado recuperar la inversión en un futuro.