Mantenimiento coche: cómo hacerlo

A la hora de adquirir un vehículo, la mayor parte de conductores ni siquiera se plantea cuánto o qué tipo de mantenimiento requerirá el coche en cuestión.

Pero dicho mantenimiento a menudo acarrea una alta inversión, tanto monetaria como personal. Un mantenimiento apropiado ayudará a que el valor del vehículo se mantenga durante más tiempo.

Aquí podrás encontrar consejos y recursos orientados al mantenimiento de tu coche y podrás valorarlo al instante gracias a nuestro doble sistema de tasación, para que averigües su coste real de la manera más exacta posible. ¡Consigue un precio justo por tu coche con nosotros!

Tasar
Reserva cita

Tasación online de tu coche

Evaluación profesional sin compromiso

Vende solo si quieres

1. Mantenimiento de vehículos, ¿qué debes hacer?

Cuando se piensa en el mantenimiento de un coche, lo primero en lo que se cae en la cuenta es en el típico mantenimiento: limpieza interior y exterior, revisiones periódicas, etc., pero la verdad es que cada coche necesita un mantenimiento especial y concreto en base a sus características propias.

El mantenimiento básico recomendado difiere en base al tipo de motor del vehículo; las prestaciones y necesidades de un eléctrico, un diesel, un automático o un híbrido hacen que haya que tener en cuenta lo propio de cada vehículo. Por tanto, ¿qué mantenimiento necesita un coche según el tipo que sea? Los siguientes consejos sobre el mantenimiento de un coche te resolverán cualquier duda.

Mantenimiento de un coche eléctrico

Los coches eléctricos han llegado para quedarse, y cada vez más y más usuarios se decantan por adquirir uno de ellos, motivados por las políticas incentivadoras a la compra y por una mayor concienciación respecto al medio ambiente. La morfología de los vehículos eléctricos es diferente a la un coche normal, por lo que los cuidados serán otros.

Estos modelos presentan un motor y una tecnología mucho más básica, ya que no cuentan con correas, bujías, bielas, caja de cambios ni embrague, entre otras cosas. Debajo del capó solo existen cables y los depósitos rellenables para el agua y el líquido de frenos. Esto elimina infinidad de problemas mecánicos que sí tienen otros coches, lo que supone un gran ahorro en gastos y visitas al taller mecánico. En general, ello representa un 56% de ahorro económico al año, dado que las posibles averías que surjan solo tendrán que ver con el desgaste o suciedad de las piezas.

El único mantenimiento que se aconseja para este tipo de vehículos es solo el cambio de neumáticos cada 6 meses o cuando la banda de rodadura se haya gastado en demasía, así como a sustitución del líquido de frenos cada 50 000 km recorridos, el filtro de aire cada 12.000 y el refrigerante de las baterías cada 120.000 km. La única gran avería que pueden sufrir los eléctricos es la rotura de la batería, que sí supondría un coste entorno a los 10.000 €. El mantenimiento básico de un coche de este tipo queda reducido a las simples revisiones periódicas, limpieza y recambios pertinentes.

Mantenimiento de un coche de gasolina

El motor es el componente más importante de todos los vehículos, y en el caso de los de gasolina su importancia es incluso más destacada. Conservar y cuidar el motor para que dure más tiempo puede ser clave para alargar la vida de tu coche de gasolina.

  • Las válvulas de escape y de admisión: revisarlas y mantenerlas limpias ayudarán a que el motor trabaje de forma normal.
  • Las bujías del motor: cuidarlas es fundamental y conviene revisarlas cada 30.000 o 60.000 km. En cualquier taller mecánico podrán echarles un vistazo y cambiarlas si es necesario.
  • Usa la propia inercia: no conviene abusar innecesariamente del motor, por lo que aprovechar la propia inercia en las bajadas, por ejemplo, ayudará a que no lo fuerces y ahorres combustible.
  • Cuida tu forma de conducir: conducir de manera responsable (sin acelerones y grandes revoluciones) reducirá la emisión de gases contaminantes y el consumo de energía. Tu motor no se desgastará tanto.

Un coche con motor de gasolina vivirá más tiempo si, además, lo sometes a revisiones periódicas y reemplazas las piezas problemáticas.

Mantenimiento de un coche diésel

Los vehículos que cuentan con este tipo de motor son los que más abundan en las carreteras españolas, y tienden a ser duraderos. A la hora de cuidar un coche diésel, es importante saber que no solo vale cuidarlo por fuera sino también por dentro, empezando por el tipo de combustible que se usa.

  • Un combustible diésel con muchas impurezas o partículas puede acabar dañando tu motor a largo plazo, ya que a veces los filtros no son suficientes. Una forma sencilla y efectiva de dejar que el filtro actúe es mantener la misma velocidad durante al menos media hora en carretera.
  • No se recomienda apagar el motor directamente tras una subida o tras haber circulado largo rato, ya que hay que dejar tiempo para que el motor y el aceite se enfríen.
  • No es bueno apurar el carburante hasta el final, ya que entonces el motor cogerá las partículas de plomo y gravilla que se acumulan en el fondo y podría dañarse. Rellena el depósito antes de que se quede a 0.
  • Pide que purgen el motor en las revisiones, sobre todo el filtro de humedad. Si la humedad llega al sistema de inyección romperá la bomba, causando grandes estragos a tu coche. El biodiésel contiene más humedad que el gasoil y grandes marcas como BMW, Volkswagen o Seat desaconsejan su uso.

Aplicando estos trucos en tu día a día alargarás la vida de tu motor diésel, evitando problemas y averías caras en el futuro.

Mantenimiento de un coche híbrido

Los híbridos son los otros nuevos favoritos junto con los eléctricos gracias a las nuevas normativas anticontaminación y a la nueva tecnología que incorporan, más moderna y eficiente. Un híbrido consume mucho menos que un coche normal mientras rueda por la ciudad, y su sistema de transformación de energía mecánica en eléctrica permite transformar el movimiento de las frenadas y deceleraciones y almacenarlas en forma de energía en la batería. Este sistema dual eléctrico y de combustible permite un gran ahorro en emisiones y dinero, y por ello ha convencido a multitud de usuarios en todo el mundo.

  • Al contar con menos piezas y menos desgaste, su mantenimiento es bajo. Solamente habría que cambiar el aceite y demás elementos básicos como se haría con un coche normal.
  • No tienen correas de distribución, motor de arranque, embrague o alternador, lo que los hace menos propensos a averías graves.
  • Que tengan dos motores no significa que necesiten más mantenimiento. El motor eléctrico es prácticamente irrompible y la batería dura hasta 10 años, algunos más en los climas cálidos.
  • Los híbridos, como los eléctricos, están libres de impuestos en muchas ciudades y existen ayudas a su venta.
  • Los neumáticos también duran más gracias al sistema de reparto de frenada, menos agresivo que el de un coche convencional.

En definitiva, el coste de mantenimiento de un coche depende de varios factores, pero saber identificarlos puede resultar la clave para tu ahorro. Por ello, se recomienda encarecidamente realizar un mantenimiento general de un vehículo que evite grandes averías a largo plazo. El mantenimiento preventivo del coche es la única solución eficaz y segura para ti.

2. El coste de mantenimiento de un coche por marca

El precio de mantenimiento de un coche en los primeros años de su vida varía en función de las prestaciones, modelo y marca que sea, a lo que hay que sumarle la mano de obra.

Según un estudio realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), las marcas que presentan un mantenimiento más barato y asequible son Nissan, Opel, Peugeot, Ford y Kia; un mantenimiento algo más elevado pero sin salirse de los límites considerados como normales sería el de un Mercedes, un Volkswagen, un Audi y, sorprendentemente, un Dacia Duster. A pesar de que los repuestos de Dacia son baratos, un coche de esta marca necesitará más de 8 horas en el taller.

Elegir entre un taller oficial y uno no oficial puede marcar la gran diferencia en el precio. Un taller mecánico no oficial es un 35% más barato de media que uno oficial, aunque en uno oficial cuentas con el añadido de la garantía de la marca, que supondrá descuento en el precio de la avería si ocurre dentro del período acordado.

3. ¿Cuánto cuesta mantener un coche al año?

Hacer números antes de comprar un coche merece totalmente la pena, pues en un principio no se tiene en mente todos los gastos, fijos y variables, que acarrea poseer un coche en propiedad.

El coste de mantenimiento de un coche anual implica unos gastos fijos:

  • Seguro obligatorio: unos 300 € al año.
  • Impuesto de circulación: entre 100 € y 200 €.
  • Gasto en combustible: diésel: 980 € / gasolina: 1.500 €.
  • Revisiones y mantenimiento: entre 250 € y 300 €.

A esto hay que añadirle los gastos extraordinarios y variables, como posibles gastos derivados del estacionamiento en zona azul, infracciones impuestas por Tráfico, el lavado y la limpieza, el alquiler de la plaza de garaje o impuesto de estacionamiento, así como la ITV.

En total en España, poseer un coche en propiedad equivale a una inversión de aproximadamente 3.000 € al año.

4. “Vendo coche por no poder mantenerlo…”

Es una realidad a la que se enfrentan muchos conductores cada año: tener que vender sus vehículos por no poder mantenerlos, especialmente con la llegada de la crisis y durante los años posteriores a esta. Además, poseer un coche, sobre todo en las ciudades, se ha vuelto un factor de lujo. Cada vez los costes de mantenimiento son más elevados y los impuestos siguen aumentando, sobre todo para coches de más de 10 años. Estos últimos hasta ven comprometida su libre circulación por el casco urbano de muchas ciudades dada su alta tasa de contaminación.

El fomento para usar más el transporte urbano y las bicicletas ha provocado que hoy conducir valga más, por lo que vender un coche y sumarse al cambio está en la mente de la mayor parte de españoles. Por eso mismo, buscar la mejor forma de vender tu coche es el propósito de muchos de ellos y la razón por la que nace compramostucoche.es.

Nuestra empresa, pionera en Europa en la compra directa de coches usados, se ha posicionado gracias a su moderno sistema de tasación doble y rápida como la líder en los mercados europeos más importantes, como Alemania, Francia e Italia. En España contamos con una amplia red de sucursales repartidas por toda la península, para que vender tu coche te sea lo más cómodo y ventajoso posible. La experiencia de años dedicados al negocio y nuestro millón de clientes europeos satisfechos nos permite ofrecernos como tu mejor opción.

Tasa tu coche ahora mismo en nuestra web y averigua por cuánto puedes vender tu viejo automóvil. No importa su edad, estado, marca y modelo, ¡adquirimos todo tipo de vehículos! Súmate ya a la gran familia de compramostucoche.es y vende tu coche con la mayor confianza y seguridad.

Tasación de coche gratis en un solo paso