Todo lo que necesitas para recurrir una multa en zona azul


¿Estás pensando en recurrir una multa en zona azul? Si has estacionado tu coche en una plaza de este tipo y no has pagado la correspondiente tarifa o has permanecido más tiempo de lo que habías indicado en el parquímetro, seguramente te ha sido impuesta una sanción. Sin embargo, muchos organismos y asociaciones sostienen que estas son ilegales y animan a los conductores a recurrirlas. ¿Sabes cuál es el motivo? Descubre cómo y por qué puedes recurrir una multa de este tipo.


Barcelona, Madrid, Sevilla… son solo algunas de las muchas ciudad españolas que han incluido la zona azul dentro de sistema de regulación del aparcamiento. Las plazas pintadas con este color son de pago y el importe a abonar dependerá del tiempo que quieras permanecer estacionado y de si eres un vecino de la zona o un visitante. Los conductores que ignoren este pago serán consecuentemente sancionados. Pero, ¿es posible recurrir una multa en zona azul? Cualquier tipo de multa puede ser recurrida, siempre y cuando se haga siguiendo los procedimientos que la ley estipula para ello. Sin embargo, las multas vinculadas con el impago de una zona azul suponen, en cierto modo, un caso particular. Muchas asociaciones y organismos legales consideran este tipo de sanciones carentes de base legal y animan a los conductores a recurrir su pago. ¿Te gustaría saber por qué? ¿Quieres conocer los procedimientos necesarios para recurrir tus multas y eludir su pago en el caso de que la ley te respalde?



Motivos para recurrir una multa de zona azul

Desde el momento en que la zona azul de aparcamiento fue instaurada en múltiples ciudades de nuestro país, han sido muchas las instituciones y asociaciones que han puesto en duda su validez legal. Al hablar de la zona azul, nos referimos a las plazas de aparcamiento de pago, gestionadas a nivel local, en las cuales deberás abonar una determinada suma dependiendo del tiempo que permanezcas estacionado. Este tipo de plazas de aparcamiento están normalmente localizadas en los centros urbanos y su objetivo es dinamizar la rotación de coches aparcados. Las voces que se han alzado contra la implantación de la zona azul se apoyan principalmente en dos argumentos:

  • Por un lado, muchas ciudades no han situado este tipo de plazas de aparcamiento exclusivamente en el centro, sino también en barrios periféricos. Así, por ejemplo, los vecinos de distrito de Carabanchel han solicitado durante años (finalmente con éxito) la eliminación de la zona azul en sus calles.
  • Por otra parte, en el que caso de que aparques sin pagar la correspondiente tasa en los parquímetros dispuestos para este propósito, o si excedes el tiempo que previamente has pagado, encontrarás la correspondiente multa en tus limpiaparabrisas cuando vuelvas a tu coche. Sin embargo, la validez legal de las multas de zona azul ha sido puesta continuamente en duda y muchos organismos animan a los conductores a recurrir estas multas de aparcamiento.


¿Cómo y por qué puedes recurrir una multa en zona azul?

¿Cómo recurrir estas multas? ¿Qué tienen de especial las sanciones por zona azul? La eventual falta de validad legal de una sanción por aparcar en esta zona se basa, principalmente, en que esta no ha sido impuesta por una persona u organismo con competencia sancionadora, como puede ser un agente de policía. Muchos ayuntamientos traspasan la gestión de estas zonas de aparcamiento a compañías privadas, de modo que el personal que contratado por estas empresas es el que detecta las infracciones y impone las multas. Sin embargo, estos trabajadores no tienen ningún poder para sancionar a un ciudadano y, por lo tanto, el papel que dejarán en tu vehículo no puede considerarse una multa sino una denuncia. Al no haber sido ésta redactada por un poder Judicial o Administrativa, carece de presunción de veracidad y, por lo tanto, de valor.

Si tu multa ha sido interpuesta del modo que te describimos, transcurridos unos días recibirás una notificación por correo no certificado. Esta notificación, recibida por correo ordinario, tampoco ha sido emitida por la Administración y carece igualmente de validez. Será más adelante cuando se llevará a cabo la correspondiente notificación del acuerdo administrativo sanciadonador y llegará a tu domicilio una denuncia formal. Es entonces cuando, si consideras la sanción injusta o carente de validez, puedes recurrir tu multa de zona azul. Puedes hacerlo siguiendo los pasos que se llevan a cabo para presentar una alegación contra cualquier tipo de sanción de Tráfico. Además, en la red encontrarás una serie de plantillas y modelos específicos para redactar el texto de alegación que debe acompañar a tu recurso.


Todo lo que necesitas para recurrir una multa

¿Dónde se pagan las multas de tráfico? ¿A quién debes dirigirte para presentar, por el contrario, una alegación? Normalmente, si deseas recurrir multas de tráfico, el proceso a seguir es el siguiente:

  • En primer lugar, debes asegurarte de que no han pasado más de 15 días desde el momento en que te ha sido notificada la multa. Si es así, estás a tiempo de presentar un escrito de alegaciones o pliego de descargo.
  • Para ello, tienes que seguir las instrucciones indicadas en el faldón de recursos de tu multa: un apartado incluido dentro de la propia multa que has recibido, en el que además se incluye una dirección postal a la que puedes enviar tu recurso.
  • Si lo deseas, también puedes recurrir tu multa entregando este escrito en cualquier oficina de correos, que lo remitirá a la institución correspondiente.
Antes de redactar un escrito de alegaciones, lee atentamente tu multa y comprueba si todo lo que en ella parece se ajusta a la realidad (por ejemplo, la fecha y la vía en la que fuiste sancionado); chequea igualmente los datos identificativos que en ella aparecen, como tu nombre y número de matrícula. En el caso de que encuentres cualquier tipo de imprecisión, esta puede ser decisiva para el éxito de tu recurso.


Tasación de coches GRATUITA
Nuestras filiales:
Tasar tu coche ahora: