Línea gratuita de Atención al Cliente 900 649 180

Todo sobre la nueva normativa de sistemas de retención infantil


El pasado 1 de octubre entró en vigor una nueva normativa en cuanto a los sistemas de seguridad que deben utilizar los menores a la hora de viajar en coche. En la infografía bajo estas líneas puedes ver en qué consisten los cambios principales que introduce la nueva ley. Y, por si tienes dudas sobre qué sillita es la adecuada para tu hijo, a continuación te mostramos los distintos modelos en función, principalmente, del peso.


Normativa sistemas de retención infantil

¿Qué sillita es la más adecuada para mi hijo?


Tu hijo deberá utilizar uno u otro sistema de retención en función, principalmente, del peso. A continuación te mostramos los cinco grupos en los que la DGT encuadra a los menores.

Sillita grupo 0

Grupo 0: hasta 10 kilos y 9 meses

Los bebés recién nacidos, hasta que alcanzan los 10 kilos, deben viajar en capazos o cucos. Estos sistemas de retención se instalan en los asientos traseros de los distintos vehículos en posición transversal. Para que el niño viaje en la postura correcta, debe tener la cabeza hacia el interior. Es importante comprobar que estos capazos o cucos están homologados para su uso en el automóvil.

Sillita grupo 0+

Grupo 0+: hasta 13 kilos y 2 años

Cuando el bebé pesa más de 10 kilos y hasta que llega a los 13, deben usarse los llamados maxi-cosi o sillas portabebés. El niño se sitúa en una posición semi horizontal en estas sillitas, que pueden montarse en el sentido de la marcha o en el contrario, según se indique en las instrucciones que facilita el fabricante.

Sillita grupo I

Grupo I: de 9 a 18 kilos y de 9 meses a 3 años

Se trata de sillitas que se fijan al coche con el cinturón de seguridad o con el nuevo sistema ISOFIX. El niño viaja normalmente sujeto con un arnés de seguridad y mirando hacia delante. Es importante ir ajustando la silla paulatinamente mientras el niño va creciendo, así como evitar holguras tanto en la instalación con el cinturón como en los arneses.

Sillita grupo II

Grupo II: de 15 a 25 kilos y de 3 a 6 años

La estructura básica del sistema de retención recomendado para este grupo, consta de un cojín y un respaldo. Se coloca sobre el asiento del vehículo, el niño se sitúa sobre él y se abrocha el cinturón de seguridad, como si de cualquier otro pasajero se tratase. Con esta silla, el niño viaja en una posición más elevada de forma que el cinturón de seguridad se ajusta correctamente a su anatomía, es decir, pasa por las zonas más resistentes de su cuerpo: clavícula, esternón y caderas.

Sillita grupo III

Grupo III: de 22 a 36 kilos y de 6 a 12 años

Consisten en un cojín y, en algunos casos, un respaldo. Ahí reside la diferencia básica con respecto al grupo anterior, en el hecho de que pueda prescindirse del respaldo. Por lo demás, su función es la misma que la de los sistemas de retención del grupo II, elevar al niño para que pueda ser sujetado por el cinturón de seguridad con las máximas garantías en caso de que se produzca una colisión. Debido a la fuerza que se experimenta en un choque, los puntos de sujeción del cinturón de seguridad deben ser los más fuertes: caderas, esternón y clavícula.

Facebook  Twitter  Google 
Tasar tu coche ahora: