¿Está prohibido conducir descalzo o con chanclas?


Más de una vez no hemos preguntado si está o no prohibido conducir descalzo y, a menos que nos informemos debidamente, seguiremos con la duda. El caso es que, de acuerdo al reglamento de circulación, el hecho de conducir con chanclas o descalzo no está prohibido pero, eso sí, puedes ser multado. Infórmate a continuación del importe de la sanción por conducir descalzo que puedes recibir y los riesgos de hacerlo. Te incluimos además una lista de las infracciones más comunes que cometemos al volante y una serie de recomendaciones para conducir en verano de forma segura y confortable.


De acuerdo al Reglamento General de Circulación, no existe ninguna norma que prohíba conducir descalzo o con chanclas, así como tampoco existe restricción alguna en cuanto a la vestimenta que el conductor debe llevar en el vehículo. No obstante, el artículo 18 de la Ley de Seguridad Vial dice que "el conductor está obligado a mantener su propia libertad de movimiento el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción, para garantizar su propia seguridad, la de sus ocupantes y del resto de usuarios de la vía". Basándonos en este artículo, si un agente de la autoridad considera que el hecho de no llevar zapatos limita tu libertad de movimiento para accionar los pedales puede ponerte una sanción por conducir descalzo. Del mismo modo, conducir sin camiseta o en ropa de baño podría ser considerada como punible debido a que no te permiten adoptar la posición correcta al volante por las molestias que causa el cinturón de seguridad o el contacto con los asientos. La multa por conducir descalzo puede ascender a los 200 euros.



Los riesgos de conducir descalzo o con chanclas

Como ya te hemos adelantado al principio, no existe prohibición alguna en lo que a conducir descalzo o con chanclas respecta. En el caso de que hubiera sanción, esta vendrá dada según el criterio del agente. No obstante, más allá de si pueden o no ponernos una multa por conducir descalzo, en compramostucoche.es nos preocupamos más por tu seguridad. Es por ello que preferimos adelantarte aquí los riesgos que encierra conducir descalzo, con chanclas o con un calzado inapropiado o que no sea cómodo:

    1. Conducir descalzo es realmente peligroso ya que sin zapatos perdemos superficie de apoyo y sensibilidad con los pedales. Cuando vamos descalzos la base del pie es menor y menos homogénea que cuando llevamos calzado, lo cual puede provocar que no pisemos el pedal del freno correctamente, así, en un caso de emergencia, si no aplicamos la presión suficiente corremos el riesgo de sufrir un accidente.
    2. Por otro lado, los pedales no están preparados para el contacto con la piel directamente por lo que, un frenazo, conducir en ciudad, donde has de intercambiar los pedales con mayor asiduidad; o trayecto largo pisando el acelerador, pueden causarte lesiones y heridas en los pies.
    3. Por su parte, conducir con chanclas te priva de una mayor libertad de movimiento, de forma que nos impide conducir el coche de forma correcta. Ten en cuenta que las chanclas se pueden enganchar en los pedales, lo que nos impedirá pisar con precisión o con la velocidad necesaria, por lo que nos arriesgamos a sufrir un accidente por no poder actuar de manera correcta.
Como habrás comprobado, conducir con calzado es mucho más seguro y evitarás de esta forma correr riesgos innecesarios. Al volante, no escatimes en medidas de prevención y seguridad; todo lo que hagas irá en beneficio de tu vida, de la de las personas que te acompañan, así como de la del resto de conductores.


Recomendaciones para conducir en verano

Al llegar el calor del verano, nuestra forma de vestir cambia y con ello la indumentaria que usamos al ponernos al volante. Aquí tienes una serie de consejos que te ayudarán a mantener la seguridad y el confort durante los meses de verano:

  • Usa ropa cómoda y holgada. A pesar de no estar prohibido, como hemos visto antes, el hecho de conducir sin camiseta o en bikini puede ser peligroso ya que el cinturón de seguridad puede ocasionarnos quemaduras, rozaduras y lastimar la piel. Además, las molestias que causa el cinturón de seguridad te impiden adoptar una posición correcta al volante, lo que influye negativamente en la seguridad.
  • Aunque vengas de la playa, mantenemos nuestra recomendación de no conducir descalzo o con chanclas. Utiliza un calzado ergonómico o cómodo para poder pisar los pedales con fuerza y precisión. Debe ser flexible, firme, con sujeción, comodidad y transpirabilidad. Por esta misma razón se recomienda no conducir con tacones.
  • Lleva gafas de sol para evitar molestias y deslumbramientos.
  • Trata de conducir o viajar en las horas centrales del día, entre las 12 y las 17 horas, de esta forma evitarás el calor más fuerte.
  • Usa el aire acondicionado o el climatizador, hazlo de manera responsable, intenta mantener una temperatura constante entre 19º y 23ºC. En caso de no tener aire acondicionado, abre las ventanillas.
  • Si estás de viaje, se recomienda descansar cada hora y media o dos horas, a ser posible a la sombra o en un local climatizado.
  • Hidrátate con bebidas refrescantes y sin alcohol.


Las diez infracciones menos conocidas por los conductores

Ya te has informado adecuadamente sobre los riesgos que conlleva conducir descalzo así como las posibles sanciones que puedes recibir a pesar de que, por ley, no esté estrictamente prohibido hacerlo. Debido precisamente a que la sanción por conducir descalzo queda a la interpretación del agente de seguridad, está incluida en esta lista de las diez infracciones menos conocidas por los conductores y que implican elevadas sanciones económicas:

    1. Maquillarse, comer, afeitarse o realizar cualquier acto al volante que pueda ser considerado como una distracción, conlleva una multa de 200 euros y la retirada de 2 puntos del carné de conducir.
    2. Conducir con el brazo fuera del coche o asomar la mano o el codo por la ventanilla puede ser motivo para recibir una multa de hasta 80 euros.
    3. Conducir sin camiseta o sin calzado, si el agente considera que limita nuestra libertad de movimiento para la correcta conducción, puede implicar una multa de hasta 200 euros.
    4. Conducir con el volumen de la radio demasiado alto en núcleos urbanos o zonas de descanso, como un hospital, puede costarnos una multa de hasta 80 euros.
    5. Llevar un cartel de "se vende" en el coche. Algunos ayuntamientos prohíben esta extendida práctica alegando que se trata de un uso inadecuado de la vía pública, pudiendo alcanzar la sanción los 200 euros.
    6. Cuidado con los objetos que llevamos en el coche. En 2010 una mujer de A Coruña recibió una multa por tenencia ilícita de armas de 300 euros por llevar colgado del espejo retrovisor del vehículo un tirachinas artesanal.
    7. Usar el claxon sin motivo. Debemos usarlo solo cuando existan razones justificadas para ello como, por ejemplo, para evitar un accidente; de lo contrario nos exponemos a una sanción de 80 euros.
    8. Circular por el carril central o el izquierdo cuando el derecho está libre es motivo de denuncia, siendo la sanción de 200 euros.
    9. No llevar la documentación en regla. Si el vehículo no ha pasado la ITV o si tienes el carné de conducir caducado puedes ser multado con 200 euros. Y si no avisas a la DGT de un cambio de domicilio puedes también recibir una multa de 80 euros.
    10. Saltarse un semáforo en ámbar cuando tenemos tiempo suficiente de frenar, está prohibido hacerlo y supone una multa de 80 euros.


Tasación de coches GRATUITA
Nuestras filiales:
Tasar tu coche ahora: